Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los Mossos hallan 430 plantas de marihuana en una nave abandonada

En dos habitaciones también había más de 200 macetas con semillas plantadas que todavía no habían germinado

Àngel Juanpere

Whatsapp
La plantación estaba en el interior de esta nave abandonada, ahora precintada por Mossos. Foto: lluís milián

La plantación estaba en el interior de esta nave abandonada, ahora precintada por Mossos. Foto: lluís milián

Los Mossos d’Esquadra están investigando quién está detrás de una plantación de marihuana detectada hace unos días en el polígono industrial Francolí, en el término municipal de Tarragona. Fueron encontradas más de 400 plantas de esta droga, así como también macetas con semillas que todavía no habían germinado. Por el momento no se han producido detenciones, según apuntaron al Diari fuentes policiales.

Los agentes de la Policía Autonómica acudieron, sobre las diez de la noche del pasado lunes, a una nave abandonada situada en la parcela 28 de la mencionada zona industrial. La puerta estaba forzada y en el lugar sólo vieron a una persona que salió corriendo. Posiblemente no se trataría del responsable de la plantación, sino de una persona que habría acudido a sustraer la droga.

Al parecer, la puerta estaba abierta y desde el exterior se percibía un fuerte olor a marihuana. Una vez en el interior los agentes comprobaron que había un total de seis habitaciones. Dos de ellas albergaban cada una 130 plantas de droga, de aproximadamente un metro y medio de altura. Los habitáculos tenían ventilación y la iluminación necesaria para el cultivo de dichas plantas. Otra habitación contaba con 170 macetas con ejemplares que todavía estaban en crecimiento. Otras dos tenían 130 y 90 macetas con semillas que aún no habían germinado. Finalmente, una sala estaba vacía.

 

El precedente

En la primera quincena de noviembre, una patrulla de los Mossos d’Esquadra acudió a un domicilio de Campclar para realizar un seguimiento rutinario de un asunto de violencia doméstica. Los agentes encontraron la puerta abierta y, una vez en el interior, hallaron un total de 150 plantas de marihuana repartidas en dos habitaciones –en una había ochenta y en la otra, setenta–. Tenían todo lo necesario para el cultivo de dicha sustancia estupefaciente: extractores, potentes luces caloríficas, humidificadores, termostatos, etc.

 

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También