Más de Tarragona

Los Reyes Magos abren su almacén en Tarragona y muestran toda su magia

El Ayuntamiento prevé que pasen más de 6.000 niños durante los cuatro días que estará abierto al refugio 1 del muelle de costa

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen del Magatzem Reial en Tarragona. ACN

Imagen del Magatzem Reial en Tarragona. ACN

Los Reyes Magos han abierto las puertas de su almacén en Tarragona para mantener la ilusión en un año de pandemia y sin la tradicional cabalgata por las restricciones sanitarias.

Los pajes reales tienen previsto mostrar el interior de la actividad mágica de los Reyes a unos 6.000 niños y niñas de la ciudad durante los próximos cuatro días. Lo hacen dentro del refugio 1 del Moll de Costa, donde recogen cartas, empaquetan los juguetes y preparan las carrozas.

Las familias, que han accedido al recinto en grupos de quince adultos y cumpliendo las medidas sanitarias –desde la toma de temperatura, el uso de gel hidroalcóholico y manteniendo distancias-, han celebrado la iniciativa especialmente por el trato personalizado que permite.

Los pajes han recibido a los primeros niños que se han acercado hoy al Magatzem Reial. ACN

Previa inscripción para poder acceder, las visitas guiadas al Magatzem Reial de Tarragona se alargan durante unos 20 minutos y permiten ver todos los procesos que el equipo de pajes, emisarios y asistentes de los Reyes Magos preparan de cara a la noche del próximo martes. "No habrá cabalgata, pero si llegada de los Reyes", ha remarcado el alcalde de Tarragona, Pau Ricomà, que este sábado por la mañana ha visitado también el Magatzem Reial y ha pedido como mejor regalo para la ciudad la "vuelta a la normalidad". "Más pronto que tarde tendremos una ciudad activa y contenta por poder hacer todo aquello que quiere hacer: trabajar, celebrar fiestas, todo", ha resumido.

Los niños han podido dejar sus cartas a los Reyes. ACN

Las familias y los niños han podido comprobar in situ como el séquito real tiene prepara los juguetes, los empaqueta, así como el proceso de  preparación de los enseres que les permitan dejarlaos en cada casa. Dentro del refugio, un espacio de 1.500 metros cuadrados y con un techo alto que garantiza buena ventilación, se encuentran las doce carrozas de los Reyes. Antes de acabar el recorrido, los niños pueden librar sus cartas en un buzón especial. Los pajes y emisarios del rey han anunciado que ante el buen comportamiento mostrado durante los últimos meses por los más pequeños, este año no repartirán carbón.

"Hacía falta ver algo en la ciudad. Ha sido una iniciativa muy buena. Los niños están muy ilusionados, les ha gustado mucho ver a los pajes, además de una forma personalizada, porque se han dirigido a ellos. Han sido localizando los regalos. Muy bonito", ha relatado en la salida Elisabeth Jiménez, madre de un niño de cuatro años.

El Magatzem Reial estará abierto hasta el 5 de enero. ACN

En la entrada, se ha habilitado el aparcamiento exterior del refugio, un espacio amplio para organizar las filas de gestión de las diferentes reservas por franjas horarias. Las visitas se organizan con grupos limitados a quince adultos acompañados de sus hijos –máximo tres por adulto- que siguiendo las indicaciones del paje pueden conocer todas las carrozas preparadas para repartir los regalos en la ciudad.

Temas

Comentarios

Lea También