‘Los Sims’¿Una vida virtual perfecta?

Aniversario. El videojuego de construcción social, cuyos personajes creó Will Wright, celebra dos décadas de historia

SÍLVIA FORNÓS

Whatsapp
Captura de pantalla de ‘Los Sims’ y de los personajes que se pueden crear en el videojuego. FOTO: www.origin.com

Captura de pantalla de ‘Los Sims’ y de los personajes que se pueden crear en el videojuego. FOTO: www.origin.com

Más de 1.600 millones de Sims creados, incluidos 6,9 millones de vampiros, 1 millón de sirenas y 217.000 alienígenas, 575 millones de unidades domésticas, 37 millones de bodas y 173.000 millones de infantes.

Es el balance en cifras de los 20 años de vida del juego Los Sims y que ha compartido el estudio de videojuegos Electronic Arts (EA). Desde su lanzamiento en enero del año 2000, Electronic Arts ha lanzado cuatro videojuegos principales de Los Sims y cada uno de ellos cuenta con decenas de packs de expansión y de accesorios.

El último, Los Sims 4, se lanzó en 2014 y sigue recibiendo contenido nuevo y alcanza más de 75 ‘packs’ del juego. Los personajes, creados por Will Wright, pertenecen a una serie de videojuegos de simulación que se ha convertido en una de las más exitosas de todos los tiempos.

«Antes de la aparición de Los Sims, los juegos de simulación se desarrollaban a grandes escalas, como construir una ciudad o un parque de atracciones, pero las personas no eran lo importante, simplemente eran juegos que ofrecían gestionar recursos. En cambio, con Los Sims se pasó a gestionar un recurso especial que son las personas», recuerda Jordi Duch, profesor del Departament d’Enginyeria Informàtica de la Universitat Rovira i Virgili.

A la pregunta de por qué ha tenido tanto éxito este título, el experto responde que «fue muy revolucionario en cuanto a introducir la faceta social en los videojuegos». «Existen diferentes tipos de jugadores, quienes prefieren ganar, a quienes les gusta explorar y también hay un grupo importante de usuarios motivados por la sociabilización, y Los Sims fue uno de los primeros juegos que capturó esta esencia, es decir, los jugadores deben ser capaces de gestionar una interacción social».

En esta misma línea, Tomàs González, profesor asociado de la URV y especialista en desarrollo de aplicaciones y servicios móviles, comenta que «se convirtió en uno de los primeros juegos de construcción social y jugabas tú solo contra la máquina. Además, lo más novedoso es que tiene extensiones para todo, lo que hace muy fácil encontrar un personaje para cada jugador». Así pues, los jugadores pueden ser desde cantantes hasta modelos, pasando por actores, superhéroes, villanos o incluso aprender magia.

A lo largo de sus 20 años de historia, el juego ha ganado en complejidad. «Cada vez las relaciones se volvían más complejas mientras que visualmente los personajes también mejoraban», asegura Jordi Duch. Además, tecnológicamente se pueden crear escenarios más completos y complejos, así como interactuar con cualquier elemento que el personaje tenga a su alrededor. Sobre ello, Tomàs González comenta que «el videojuego permite a los jugadores tener una vida paralela a la real, en la que es más fácil, en un entorno virtual, dar vida a sus aspiraciones reales».

En cuanto a la experiencia de juego, el título requiere, en palabras del profesor Jordi Duch, «jugadores a quienes les guste cuidar de un personaje y que acaba siendo un reflejo de su propia persona en una representación virtual, lo que se conoce como avatar, y luego están aquellos a los que les gusta interaccionar». El hecho de cuidar de un avatar hace que Los Sims sea un videojuego a largo plazo, a diferencia de otros títulos que tienen un principio, un final o una misión. «Los objetivos y el ritmo de juego se los marca el propio jugador, por lo que el nivel de involucramiento puede ser muy distinto entre jugadores», explica Jordi Duch.

En el libro de Guinness World Records de 2008 el videojuego obtuvo cinco récords mundiales, entre ellos el juego de PC más vendido de todos los tiempos y el juego de simulación más vendido de la historia. Hoy en día Los Sims sigue conservando este éxito, ya que a finales de 2019, la saga ingresó alrededor de 4.500 millones de euros. Sobre por qué el videojuego sigue despertando interés después de dos décadas, Jordi Duch asegura que títulos como el FIFA, Call of Duty o Los Sims tienen un mercado muy claro y cualquier versión nueva, el público la compra. Son juegos que se han consolidado como parte de la cultura».

Temas

Comentarios

Lea También