Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los Xiquets de Tarragona aún no saben cuándo volverán a 'casa'

En un primer momento estaba previsto que en junio pudiera conocerse la primera parte del estudio 

Núria Riu

Whatsapp
El local de los Xiquets de Tarragona hace más de un año que está «abandonado». Foto: Pere Ferré

El local de los Xiquets de Tarragona hace más de un año que está «abandonado». Foto: Pere Ferré

Las previsiones más optimistas apuntan a 2022 para el posible regreso de la Colla de Castellers Xiquets de Tarragona al local de la calle Santa Anna. Pese a ello, el pasado 19 de abril se cumplía un año desde que los de la camisa rallada tuvieron que abandonar su sede social y aún no saben el «diagnóstico» del estado del edificio y, por tanto, desconocen también la intervención que deberá llevarse a cabo para su rehabilitación.

«Se nos está haciendo infinito». Así se expresa la presidenta dels Xiquets de Tarragona, Mireia G. Mohedano, sobre al respecto. El pasado mes de abril, el Ayuntamiento inició las catas arqueológicas sobre la finca, construida en 1646 por los Pares Agustins.

Los trabajos se planificaron de forma que pudieran complementarse en un mes y medio. Así, debían determinarse las partes del inmueble que deberán conservarse y, asimismo, si el edificio podrá vaciarse por dentro o si, al contrario, deberá conservarse –total o parcialmente– su interior.

La presidenta de la entidad apunta que «la lentitud ha sido máxima». Si en un primer momento estaba previsto que en el mes de junio pudieran conocer los primeros resultados, la entidad aún desconoce esta información.

Los vecinos de esta parte de la Part Alta echan en falta a los matalassers. Su presencia en la calle Santa Anna generaba una actividad para los bares y restaurantes del entorno. Algunos viernes, cuando se preparaban para las grandes diades, el ensayo se trasladaba a la Plaça dels Àngels. «Desde que no están aquí esta plaza y toda esta zona ha quedado más dejada de la mano de dios», dice uno de los restauradores de esta parte de la ciudad. 

Temas

Comentarios

Lea También