Más de Tarragona

Los Xiquets de Tarragona no volverán a la calle Santa Anna

Los matalassers llevan desde 2018 sin local de ensayo propio. Actualmente están estudiando diferentes posibilidades para tener un espacio donde poder ensayar y realizar las actividades

MARINA PÉREZ

Whatsapp
Imagen de ayer del local cerrado de los Xiquets, en la calle Santa Annade la Part Alta. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Imagen de ayer del local cerrado de los Xiquets, en la calle Santa Annade la Part Alta. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Todo empezó a mediados de 2018, cuando los Xiquets de Tarragona se quedaron sin su local social, ubicado en la calle Santa Anna. A partir de aquí terminarían instalados temporalmente en el Pati del Pou del Ayuntamiento de Tarragona.

La pandemia ha impedido que durante 2020 se hayan realizado diades castelleres, pero no ha impedido que los Xiquets sigan en negociaciones con el Ayuntamiento para obtener un nuevo espacio donde ensayar. Según avanzó Ràdio Ciutat de Tarragona, la realidad es que no podrán volver a su antiguo local, en la calle Santa Anna. Este era uno de los objetivos, pero está tan deteriorado que no es posible. El presidente de la entidad, Rafa Segarra, asegura que «el día menos pensado caerá todo». Además, explica que «solo para aguantar las paredes hay un presupuesto de 400.000 euros, y después se tiene que arreglar todo lo de dentro, y eso puedo ascender a un millón de euros». Por lo tanto, «descartado».

Todo esto ha provocado que la colla castellera se haya tenido que replantear por dónde pasa su futuro. Con el local de la calle Santa Anna descartado, ya se han empezado las negociaciones y las charlas con el Ayuntamiento para encontrar otro emplazamiento. En estos momentos está sobre la mesa un solar ubicado en la calle Sant Llorenç. El presidente de la entidad comenta que «el futuro del nuevo local pasa por aquí si todo va bien». Segarra es consciente de que «construir un local nuevo no es cosa de un día, ni de dos ni de tres, y más en Tarragona, que haces un agujero al suelo y sale algún resto romano».

La principal preocupación que hay en este momento es cómo afecta la paralización del POUM. Se tiene que ver y estudiar si es posible construir en este solar con el POUM del año 1995. Lo que ya saben es que el muro que hay detrás, casi tocando la calle de Les Coques, es de época romana, y están a la espera de ver qué hay en el subsuelo. «En principio, en este sitio tenemos espacio suficiente para tener un Pati en condiciones y levantar un edificio de tres plantas», comenta Rafa Segarra, que además reconoce que los arquitectos de los Xiquets de Tarragona ya están trabajando en el proyecto.

Pese a ello, son conscientes de que la parte más difícil es ver quién lo paga todo. El presidente de los matalassers afirma que «todo está muy verde todavía». Se han reunido ya varias veces con el Concejal de Patrimoni, Hermán Pinedo, para abordar el tema. Los arquitectos que están planteando el proyecto han hecho un presupuesto de un millón de euros aproximadamente. Segarra confirma que «los Xiquets, un millón de euros, ni en los mejores sueños lo pueden tener, y menos con la pandemia». Por eso, la opción que barajan y que tienen en la mente es que el edificio se haga por partes. Es decir, que la entidad busque y consiga subvenciones de diferentes vías y se vaya construyendo poco a poco: primero el Pati, después los vestuarios, y así hasta completarlo.

En estas reuniones se ha hablado de que sea cofinanciado. El presidente matalasser afirma que «si es así, es un agravio comparativo con otras colles castelleres de la ciudad, ya que han tenido locales nuevos y los ha pagado el Ayuntamiento». Aun así entiende que «la situación económica del momento es muy difícil» y, por eso, trabajan con la idea de construir su nuevo local «por etapas». Saben que todo esto es una carrera de fondo y que, con todo a favor, tardarán como mínimo dos años en tener un local propio.

Temas

Comentarios

Lea También