Más de Tarragona

Los abogados de Tarragona piden más ayuda y apoyo para las víctimas de violencia machista

En los últimos siete años han bajado un 20,7 por ciento las denuncias, un 12,1 por ciento el último año. La concienciación ciudadana, uno de los posibles motivos

Àngel Juanpere

Whatsapp
Los abogados de Tarragona piden más ayuda y apoyo para las víctimas de violencia machista

Los abogados de Tarragona piden más ayuda y apoyo para las víctimas de violencia machista

«Hacen falta más medios para las víctimas de la violencia machista». Es el clamor de los abogados tarraconenses a la hora de analizar el descenso de las denuncias recogidas el año pasado en el Camp de Tarragona y las Terres, según el Departament d’Interior de la Generalitat. Aseguran que en algunos casos la dependencia económica del marido puede influir en que las mujeres no se atrevan a presentar denuncia. Y es que en los últimos siete años las denuncias han bajado un 20,7 por ciento en la demarcación, un 12,1 en el último año.

El miembro de la Comissió de Deontologia del Col·legi d’Advocats de Tarragona, David Lanaspa, asegura que desde las instituciones tendrían que dar más apoyo a las mujeres, tanto a nivel social como sociológico, por ejemplo desde Serveis Socials e incluso a nivel policial «para que afloren los casos de víctimas que no se atreven a denunciar». En este sentido asegura que se necesitarían más ayudas económicas «para que no suponga un problema a la hora de denunciar a su pareja». Y es que en algunas ocasiones sigue siendo un impedimento.

El letrado, que es miembro del turno de oficio de violencia doméstica, asegura que tendrían que haber más viviendas para personas en esta situación de desprotección así como también facilitar trabajo en determinados supuestos.

Archivo

De todas maneras, el abogado es consciente de que muchas de estas denuncias acaban archivándose porque la presunta víctima se acoge a su derecho a no declarar. En su última guardia del turno de oficio, a principios de enero, asistió a una mujer que había denunciado amenazas verbales. Los hechos ocurrieron en un municipio costero y no había episodios anteriores. El hombre fue detenido. Como era fin de semana, el caso pasó por el Juzgado de Guardia, donde ella se negó a declarar. Días después, el Juzgado de Violencia archivó el caso. Lo que tiene claro este abogado es que las denunciantes no desconfían del sistema judicial.

Lanaspa confirma por experiencia propia que han bajado considerablemente el número de denuncias o casos. Si hace cinco años, en una guardia del partido judicial de Tarragona o El Vendrell asistía a tres o cuatro casos, actualmente se ha reducido a «uno o dos, e incluso ninguno».

Uno de los factores que ha influido en este descenso es la mayor concienciación de la sociedad, en la «visibilidad que tiene este tema». En parecidos términos se expresaba otra abogada, Núria Sabat, que durante muchos años ha estado en el turno de oficio de la violencia de género. Añade que como la parte peor de la crisis ha pasado, el estado de ánimo de la gente también ha cambiado «y hay menos agresividad entre las parejas».

Arma arrojadiza

Sabat reconoce que algunas mujeres siguen utilizando las denuncias de violencia machista como arma en los casos de divorcio o separación. Y ello en base a que desde el 2012, cuando entró en vigor el Codi Civil Català, si hay una denuncia de violencia no se puede dar la custodia al padre, ni tampoco una compartida. «Y así me ha pasado con los tres clientes que he tenido últimamente». Y pone un caso en concreto. Un hombre vino a su despacho para informarse sobre cómo divorciarse. «En el último momento, cuando se marchaba del despacho, le aconsejé que cuando le plantease el tema a su esposa, grabase la conversación por su acaso. Me contestó que ella nunca lo haría». Cuando los niños estaban durmiendo, el hombre se lo planteó a su esposa. Estuvieron discutiendo. Ella descartaba la custodia compartida y quería quedarse con la casa. «La mujer le dijo que no tendría la custodia compartida porque lo denunciaría por violencia de género. Él le contestó que no sería así porque había grabado la conversación». Núria Sabat asegura que estas grabaciones son admisibles delante del juez.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También