Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los artistas locales lamentan que no se haya contado con ellos para los Juegos

El mundo de la cultura lamenta que el programa cultural de los Juegos del Mediterráneo ha sido una «oportunidad perdida» tanto para los artistas locales como para el público

Núria Riu

Whatsapp
Imagen reciente de la Anella Mediterrània, punto neurálgico de los Juegos. FOTO: Tarragona 2018

Imagen reciente de la Anella Mediterrània, punto neurálgico de los Juegos. FOTO: Tarragona 2018

Los representantes del mundo de la cultura de Tarragona no aprueban la programación que podrá verse con motivo de los Juegos del Mediterráneo. El dominador común es la ausencia de información, mientras se quejan de que los artistas locales son los grandes ausentes de un evento, en el que los espectáculos se han decidido desde Madrid.

«Es un despropósito más como los Juegos», afirma Oriol Grau. Este artista polifacético argumenta que, el hecho de que ni Josep Maria Prats (Units per Avançar) ni Begoña Floria (PSC) como concejales de Cultura participaran en su confección, ya era sintomático. «Hubiera estado bien contar con algunos grupos de la ciudad, porque por lo que hemos visto tendrá todo un aire muy español», defiende. El programa aún no se ha cerrado definitivamente, pero esta semana se daban a conocer algunos de los detalles. Entre los actos más destacados estarán dos producciones del Teatro de Mérida y dos espectáculos de flamenco.
Oriol Grau participó en una reunión, cuando Tarragona aún era  candidata y la cara visible del proyecto era Mario Rigau, en la que se habló sobre la relevancia que tendría esta cita. «Nos dijeron que contaban con nosotros», recuerda. Cuando falta menos de cuatro meses, la realidad es distinta. «La sensación es de improvisación. Tan solo en la inauguración se gastarán un millón, que es mucho más que el presupuesto de cultura del Ayuntamiento para un año». Lamenta también que se han sumado todos los actos que se hacen a nivel local, mientras que el Festival Internacional de Teatre de Tarragona (FITT), que es en julio, «ni siquiera se nos han dirigido». 

«Por lo que hemos visto hasta el momento tendrá todo un aire muy español», opina el actor Oriol Grau  

También es crítico el fotógrafo Pep Escoda. Su obra ha recibido todo tipo de distinciones en el ámbito internacional. Entre los últimos reconocimientos, el premio Lux de Oro, por su instantánea al actor estadounidense Christopher Walken, en el Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Sitges. Escoda en cambio se mantiene ajeno al evento. «Solo puedo decir que yo, que me dedico al mundo de la cultura, desconozco completamente el contenido y lo único que sé ha sido a través de algunos tuits», explica.

«Hace meses que deberían estar haciendo cosas para dar visibilidad», expone el fotógrafo Pep Escoda

Sin un legado cultural

Valora que el fotógrafo José Manuel Navia será uno de los protagonistas con su exposición sobre Cervantes. «Me dijeron que venía a Tarragona y después supe que era por los Juegos», apunta. Del resto de la programación no sabe nada. «Cualquier evento debe tener un programa cultural de calidad. Aquí hace meses que deberían estar haciendo cosas, porque si quieres internacionalizar la ciudad y darle visibilidad, hay que aprovecharlo. Tarragona tiene artistas muy buenos», argumenta.

«Me sabe mal que Tarragona haya perdido esta oportunidad», dice el barítono Àngel Òdena

Por su parte, el barítono Àngel Òdena dice que «me sabe muy mal que Tarragona haya perdido esta oportunidad de abrirse al mundo». Pone el valor el nivel de las producciones que se han anunciado que vendrán, aunque echa en falta la posibilidad de que los artistas del territorio también puedan aprovechar la visibilidad que se asocia al escaparate que representa la celebración de un evento de estas características. «Está claro que no habrá ningún legado cultural», afirma categóricamente.

El Esbart Dansaire de Tarragona sí que quería ser partícipe de los actos alrededor de los Juegos del Mediterráneo. «Hicimos una propuesta y ni siquiera nos dieron una respuesta», afirma un representante del colectivo. Era una iniciativa relacionada con los bailes tradicionales que habría quedado fuera. En cambio sí que serán protagonistas la Banda Unió Músical, que participará en el acto de inicio del programa cultural, la Orquestra Camera Musicae y la Jove Orquesta i Banda Simfònica dels conservatoris de la Diputació.

Temas

Comentarios

Lea También