Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los autónomos con deudas sociales no pueden jubilarse

Un profesional de Tarragona, afectado por esta situación, se suma a la campaña de la Asociación de Trabajadores Autónomos para reclamar una solución a este problema

Dánel Arzamendi

Whatsapp
La Asociación de Trabajadores Autónomos reclama flexibilidad a la Seguridad Social. Foto: Pere Ferré

La Asociación de Trabajadores Autónomos reclama flexibilidad a la Seguridad Social. Foto: Pere Ferré

La normativa que regula actualmente el acceso a la pensión por jubilación no reconoce este derecho a quien mantenga deudas pendientes con la Seguridad Social. Es el caso de Juan, un trabajador autónomo de Tarragona que ve cerrada la puerta hacia la jubilación con 72 años. «Lo lógico sería poder jubilarte y que la Seguridad Social te retuviera una parte de la prestación para cancelar la deuda, pero no me lo permiten».

Efectivamente, no son pocos los autónomos que arrastran cotizaciones impagadas desde los años más duros de la crisis. En teoría, la administración podría negociar un plan de pago fraccionado, pero en la práctica esta posibilidad suele estar cerrada, tal y como nos confirma el economista tarraconense Rafael Muñoz.

La Asociación de Trabajadores Autónomos reclama flexibilizar las condiciones para que autónomos con deudas puedan cobrar la pensión, ya que con la actual legislación el autónomo no recibe su prestación, y por lo tanto no tiene ingresos para pagar las cuotas indebidas.

Tal y como declara Lorenzo Amor, presidente de la ATA, «conforme pasa el tiempo hay muchos comercios que ya no tienen los mismos ingresos y el autónomo está esperando a jubilarse. Instamos a que los autónomos con derecho a pensión y que tengan deudas con Seguridad Social puedan cobrar el 50% de la pensión resultante y el resto vaya a amortizar la deuda. Esto sí es política social. De no hacerlo, ni el autónomo tiene acceso a su pensión ni puede afrontar la deuda».

La propia ATA destaca que, según los últimos datos oficiales, más de 40.000 autónomos se han acogido a la jubilación activa, es decir, un sistema que permite compatibilizar la pensión con la condición de autónomo, y reclaman que esta flexibilidad de modelo pueda también extenderse a quienes llegan a este punto con deudas frente a la Seguridad Social.

La alternativa al fraccionamiento administrativo sería recurrir a un crédito en una entidad financiera, pero los bancos muestran muchas reticencias para prestar determinadas cantidades a partir de cierta edad. Como señala este autónomo tarraconense, «yo podría pagar perfectamente las cuotas con la jubilación que me toca, pero a mi edad ninguna entidad financiera me presta esta cantidad. Les he propuesto una garantía hipotecaria, pero ni siquiera así aceptan».

Temas

Comentarios

Lea También