Más de Tarragona

Los bares de la Plaça de la Font también cerrarán esta tarde en el pregón de Santa Tecla

Los negocios protestan contra la "manipulación e irresponsabilidad" de la concejal de Cultura i Festes

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen del cierre del pasado domingo de los bares de la Plaça de la Font. Foto: Alfredo González

Imagen del cierre del pasado domingo de los bares de la Plaça de la Font. Foto: Alfredo González

La Plaça de la Font sigue en pie de guerra. Esta tarde, los bares de la plaza de la Part Alta volverán a cerrar durante el Pregó de Santa Tecla -que irá a cargo del barítono Àngel Òdena- como medida de protesta para manifestar su rechazo "a la criminalización del sector ejecutada por la concejala Inés Solé en un ejercicio de manipulación e irresponsabilidad impropio del cargo que ocupa". Los establecimientos se sienten especialmente dolidos por las declaraciones que realizó ayer la edil de la CUP, quien afirmó que «hemos dejado de hablar del número de muertos por la Covid a cómo distribuimos los bares y nos enriquecemos. Es intolerable». 

"La hostelería ha defendido durante la pandemia los negocios y los puestos de trabajo con ejemplaridad, como la sociedad en general. No podemos permitir, por razones de dignidad que desde una institución como el Ayuntamiento se nos señale de insolidarios Exigimos una rectificación expresa", afirman los empresarios en un comunicado de prensa enviado este mediodía. 

Ayer, el Ayuntamiento de Tarragona publicó un decreto alternativo al polémico bando municipal del pasado 10 de septiembre en el que, ahora sí, permite que los establecimientos puedan vender bebidas y comida en el interior de los locales, pero solo a los asistentes a los actos de las fiestas que cuenten con entrada para el evento, y respetando las medidas vigentes del Procicat por lo que se refiere al aforo y restricciones en el interior de los negocios. Esta medida ya será efectiva de cara a la celebración del Seguici Popular de mañana y el propio día de Santa Tecla.

"La rectificación del bando por parte del Ayuntamiento llega tarde y es parcial. Pedimos con nuestra protesta, que persistirá mañana y el jueves, y así lo esperamos, que el Ayuntamiento, la próxima vez consulte antes de imponer, y escuche a los profesionales. Así se evitará rectificar tarde y mal, y no será necesario atentar a la dignidad de ningún colectivo", indican los profesionales de la hostelería de la Plaça de la Font. El gesto no ha convencido a los locales, que aseguran «no poder estar al servicio de los caprichos y cambios de opinión del político de turno con decretos que se hacen tarde y mal», y exigen al alcalde Ricomà «más reflexión, diálogo y planificación de cara al futuro», ya que los comercios «necesitan un cierto orden para poder estructurar su trabajo y personal». 

Temas

Comentarios

Lea También