Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los barrios de Llevant de Tarragona van al Síndic para exigir más inversiones

Los residentes reclaman mejoras en el mantenimiento de viales, alumbrado público, aceras y zonas verdes. Además, solicitan que se les rebaje el recibo que pagan del IBI

Octavi Saumell

Whatsapp
El futuro barrio de la Budellera se situaría a continuación de la Vall de l´Arrabassada y enlazaría con la zona de Boscos. Foto: Lluís Milián

El futuro barrio de la Budellera se situaría a continuación de la Vall de l´Arrabassada y enlazaría con la zona de Boscos. Foto: Lluís Milián

La Federació de Veïns de Llevant está en pie de guerra contra el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros (PSC). La entidad que representa los intereses de los residentes de la zona más cercana al litoral se reúne esta mañana, a partir de las 10 horas, con el Síndic de Greuges de Catalunya (Rafael Ribó) para exponerle la situación de «olvido» en la que consideran que se encuentran los barrios y urbanizaciones próximas a las playas.

La presidenta de la entidad, Gemma Fusté, denuncia que los barrios de Llevant sufren un «abandono histórico», «tanto por lo que se refiere a inversión en equipamientos públicos como centros sociales, culturales, recreativos o espacios deportivos, educacionales o sanitarios».

Asimismo, la queja principal de la federación también se refiere a aspectos «mucho más básicos», según relata Fusté, quien lamenta que los vecinos de Llevant ven que «no se invierte en cosas tan primarias como es el mantenimiento de viales, aceras, señalización, alumbrado, parques, jardines, mobiliario urbano, limpieza o servicios de seguridad».

Cartas de varias entidades

La iniciativa de la federación se produce a raíz de varias cartas que algunas asociaciones de vecinos de Llevant han enviado al alcalde. La primera de ellas es del 29 de julio de la de Cala Romana. Esta entidad lamenta que «es un hecho que desde que la Junta de Compensació dejó de ejercer sus funciones, hace más de 16 años, y traspasó la gestión al Ayuntamiento, la zona ha sufrido una degradación progresiva», una circunstancia que achacan a la «falta de inversión municipal».

En la misma línea se expresan desde Solimar, que en una misiva del pasado 4 de octubre pone de relieve «la decadencia» que sufre a día de hoy la vía pública de la urbanización debido al «deficiente mantenimiento» realizado por parte del ejecutivo.

Por todo ello, tanto las asociaciones como la propia federación solicitan al Consistorio que «revise la clasificación de la categoría de las calles» y se rebaje el recibo que los propietarios de inmuebles pagan en toda la zona de Llevant, ya que debido a su estado actual «tiene una categoría superior a la que le correspondería en relación a los servicios de que dispone», según relatan las cartas enviadas al gobierno, donde se solicita una modificación de la ordenanza fiscal.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También