Más de Tarragona

Los bomberos atienden más de 100 avisos relacionados con la tormenta de ayer en Tarragona

En la ciudad, el agua anegó carrerteras y calles, hizo levantar tapas de alcantarillado y dejó bloqueados muchos vehículos. Las lluvias también dejaron incidencias importantes en Salou, Torredembarra, Altafulla, Creixell y otras localidades del Tarragonès, principalmente

Àngel Juanpere

Whatsapp
Imagen de las lluvias. Acceso a la zona de Botigues de Mar. FOTO: Policia Local

Imagen de las lluvias. Acceso a la zona de Botigues de Mar. FOTO: Policia Local

Los 56,6 litros por metro cuadrado, la mayoría caídos en un intervalo corto de tiempo, provocaron importantes inundaciones en la ciudad de Tarragona, que fue el municipio más afectado. También se tuvieron que cortar al tráfico algunas vías de comunicación por acumulación de agua en la calzada.

Las tapas de alcantarillado saltaron por la presión del agua y algunos contenedores fueron arrastrados. Además, algunos vehículos quedaron bloqueados con personas dentro. Además de Tarragona, hubo afectaciones en Altafulla y El Catllar, entre otros municipios.

El teléfono de emergencias 112 ha recibido, hasta las nueve de la mañana de hoy, un total de 260 llamadas relacionadas con la lluvia. De ellas, 125 procedían la ciudad de Tarragona,  31 de Altafulla y 13 de El Catllar. En este último municipio, 628 abonados se quedaron sin luz.

Por su parte, los Bombers de la Generalitat recibieron  111 avisos del Camp de Tarragona.

Las precipitaciones

Después de muchos meses de sequía llegó el primer aguacero importante de verano, acomp0añado de un importante aparato eléctrico.

Aunque los registros no llegaron a los 100 litros por metro cuadrado en ningún observatorio, el hecho de que la precipitación fuera en pocos minutos provocó las inundaciones. Así, por ejemplo, en Nulles cayeron 36,5 en media hora (24 en solo diez minutos), en Tarragona fueron 23,3 y en Vila-rodona 42,6.

Uno de los pasos subterráneos de la vía del tren a su paso por Torredembarra, este sábado. FOTO: DT

El viernes, el registro más alto se dio en Vila-rodona, con 71,5 litros por metros cuadrado y en Torredembarra con 63,1.

En la ciudad de Tarragona, como viene siendo habitual, la Part Baixa fue una de las zonas más afectadas por acumulación de agua. En la calle Smith el agua llegaba a los portales y entraba en los parkings a las 23.25 horas. En la calle Reding cayeron unos cables de la luz., que dejaron a los vecinos sin luz. 

Una de las constantes durante las últimas horas del viernes fueron los vehículos que se quedaron atrapados con gente en el interior. A las 00.05 horas la Guàrdia Urbana recibió el aviso de un coche atrapado en el Bloc Europa de Sant Pere i Sant Pau. Los ocupantes pudieron salir por la ventana y los bomberos retiraron el turismo

Lo mismo pasó a las 00.35 horas en la calle Cigonya, donde dos vehículos con gente en el interior quedaron atrapados. A la 1.05 horas, los bomberos rescataron a dos personas de dentro de un coche en la calle Tramuntana.

La tromba derribó este muro en Torredembarra. FOTO: DT

El polígono Francolí, un clásico cuando llueve, vio como varios vehículos se quedaron bloqueados, aunque sin gente en el interior. Por ello, se esperó al paso de la tormenta para ser retirados. En la antigua N-340, a la altura del polígono Francolí, había tres turismos atrapados y la gente pudo salir de ellos. 

En la avenida Països Catalans, la fuerza del agua arrastró varios vehículos, que quedaron cruzados. Siete de ellos resultaron dañados. El agua fue a parar a la rotonda de los conejos, que también se inundó.

Las tapas de alcantarillado saltaron por la presión del agua en diferentes puntos de la ciudad, como la avenida Dels Països Catalans, Tarragona-2,  calle Rovira i Virgili, Baró de les IV Torres, Pi i Margall. Torres Jordi con calle Reial, Mossèn Ritort i Faus, Enric Granados con Beethoben, Reial con Jaume I, Sant Antoni Maria i Claret, Rambla Nova con Sant Agustí, zona de Boscos y Plaça Imperial Tarraco, entre otros puntos de la ciudad

Precisamente, por la falta de la tapa de la alcantarilla, a la 1.40 horas  un turismo se metió dentro de un agujero en la calle Sant Antoni Maria i Claret. Lo mismo ocurrió en la calle Deltebre a las 2.20 horas. 

Los contenedores también se vieron arrastrados, como una en la Via Augusta.

Otros incidentes fueron la caída de un rayo en la zona boscosa de la avenida Sant Salvador a las 23.20 horas, donde ardió un árbol y fue sofocado por los bomberos. También cayó una valla particular entre Cala Romana y Boscos, la caída de un árbol a la 1.25 horas en la calle Josep V. Foix y la caída de árboles sobre contenedores en el Bloc Alt Penedès.

A las 23.25 horas, se tuvo que señalizar la N-340 en Icomar y en la rotonda de Campclar por acumulación de agua en la carretera. Lo mismo pasó con el puente de debajo del tren en Pere Martell, y en el cruce de las calles Smith y Castaños.

Fuera de Tarragona

Además de Tarragona, otros municipios de la costa también sufrieron importantes problemas por el agua acumulada. 

En Torredembarra, alrededor de la medianoche, la Policía Local tuvo que cerrar al tráfico el paso subterráneo de Viló, que había quedado inundado debido a las fuertes lluvias. En la playa de los Muntanyans, la pasarela subterránea de la calle de los Bonafilla también quedó inundada.

A lo largo de la madrugada, vecinos de los barrios de Sant Jordi y Babilònia alertaban de falta de suministro eléctrico en sus calles. La Policía Local también recibió avisos por inundaciones en aparcamientos particulares y por incidencias en el cableado eléctrico.

La caída de un árbol de un domicilio en la esquina de la calle de Noguera con la Avenida Diagonal provocó el derrumbe del muro perimetral de la vivienda y ocasionó desperfectos en dos vehículos estacionados en la calle. 

En la vecina localidad de Altafulla, esta mañana de sábado el camino de la playa seguía cortado al tráfico. Los vehículos tenían como ruta alternativa el Camí del Prat. En Creixell tambien hubo inundaciones.

El río Gaià estuvo a punto de desbordarse. Y en que en poco rato pasó de los 0,3 metros cúbicos por segundo a tener un caudal de 18. Y ello gracias a las lluvia caída a su paso por el Alt Camp, porque en su cabecera de Santa Coloma de Queralt solo cayeron 2,7 litros.

Via Roma de Salou. Las lluvias inundaron calles. FOTO: DT

En el mar

Salvamento Marítimo también estuvo atento a una embarcación que estaba participando en una regata y que, ant4e las condiciones atmosféricas -de tormenta y viento- optó por entrar a puerto.

A las once de la noche, la embarcación Moana se puso en contacto con Salvamento marítimo para explicar que participaban en la regata Mare Nostrum y que estaban valorando entrar a puerto. Se encontraba a unas 15 millas del Garraf, pero que su intención era entrar en el puerto de Cambrils porque se lo conocen y que cuenta con una embarcación de apoyo.

A las 00.15 horas de hoy sábado, la embarcación solicitó el remolque y se movilizó la lancha de Salvamento Marítimo Salvamar Fomalhaut. Mientras, se les dijo a los tripulantes que siguieran el rumbo y se pusieran los chalecos salvavidas. 

La Salvamar hizo el acompañamiento dela embarcación. A las tres y cuarto de la madrugada se solicitó a la Autoritat Portuària de Tarragona que la embarcación pudiera atracar en el pantalán del Serrallo antes las condiciones marítimas adversas, como finalmente hizo a las 5.10 horas. 

Temas

Comentarios

Lea También