Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona MOVILIDAD

Los buses municipales de Tarragona llevaron a 238.000 viajeros más el año pasado

La línea '8', que une el hospital Joan XXIII con el Nàstic, fue la que más creció, seguida de las de Sant Pere i Sant Pau

Octavi Saumell

Whatsapp
La linea ´6´ fue la segunda más usada a lo largo del año pasado, sólo por detrás de la ´54´. Foto: Lluís Milián

La linea ´6´ fue la segunda más usada a lo largo del año pasado, sólo por detrás de la ´54´. Foto: Lluís Milián

Los vehículos de la Empresa Municipal de Transports (EMT) transportaron durante el año pasado un total de 238.000 viajeros más que en 2015. Esta cifra supone un incremento del 2,6%, un registro que ha permitido que la compañía pública cuente con un total de 9,3 millones de pasajeros según los datos logrados hasta el pasado 31 de diciembre.

Por lineas, la ‘8’ –que une el estadio del Nàstic con el Hospital Joan XXIII pasando por la Vall de l’Arrabassada, Barri dels Músics, Part Alta y el centro de la ciudad– es la que ha aumentado más su número de viajeros, acreditando un ascenso del 6,8% hasta llegar a los 1.111.618 usuarios: 71.000 más que en 2015.

«El cambio de lineas en toda la zona de Llevant ha sido muy efectivo. Se han incrementado muchos las frecuencias y los resultados empiezan a notarse» destaca la presidenta de la EMT, Begoña Floria (PSC).

Asimismo, también ha aumentado de manera destacada su número de usuarios las lineas ‘6’ y ‘54’, que unen Sant Pere i Sant Pau con Campclar y Bonavista, respectivamente. De hecho, el trayecto que une Bonavista con Sant Pere i Sant Pau es el que registró un mayor número de viajeros durante el año pasado, ya que sumó más de 2,3 millones de pasajeros, un 25% del total de todas las lineas.

Satisfacción vecinal

El presidente de la Asociación de Vecinos de Sant Pere i Sant Pau, Luis Trinidad, destaca que, en general, los habitantes del barrio cooperativista están «muy satisfechos» con el servicio de transporte público de la ciudad. «Los buses llegan a tiempo y las frecuencias son correctas. La verdad es que no tenemos quejas. En el barrio estamos ya muy acostumbrados a usar el bus» afirma.

De manera positiva también se expresa la presidenta de la Associació de Veïns de Tarragona Centre, Núria Sabat. «No sólo no hemos recibido ninguna queja, sino que hemos constatado que el servicio es muy correcto» asegura la portavoz de los residentes, quien también destaca que «la pantalla informativa situada en la calle Colom es muy práctica», por lo que cree que «también podrían implantarse en otras paradas muy concurridas».

En el Port, Rosa Puig lamenta la comunicación con la zona del Mercat Central. «Las personas mayores deben coger el ‘21’ y dar toda la vuelta a Tarragona para poder llegar» denuncia, a la vez que critica que «el último servicio de la linea ‘23’ acaba a las 21.30 horas en la Plaça Imperial Tarraco y no llega a la estación, lo que limita a muchas personas a poder ir a la Part Alta».

Asimismo, el presidente de la AVVSant Salvador, Toni Garcia, pide que alguna linea que pasa por el Mercat Central «venga al barrio», a la vez que solicita «ya» una «solución a la marquesina de la parada del Pont del Diable».

Finalmente, Toni Peco –de la Federació de Veïns– pide a la EMT un incremento «de las lineas nocturnas para los barrios de la otra parte de la T-11».

Temas

  • TARRAGONA

Lea También