Más de Tarragona

Los campings de Tarragona sufren una oleada de cancelaciones por el nuevo cierre comarcal

El turismo y los comerciantes piden que la movilidad se limite por regiones sanitarias

ACN

Whatsapp
Clientes en el camping Miramar de Mont-roig del Camp. FOTO: Alba Mariné

Clientes en el camping Miramar de Mont-roig del Camp. FOTO: Alba Mariné

El sector del camping de la Costa Daurada y les Terres de l’Ebreamenta que casi el 100% de las reservas hechas para este fin de semana se hayan cancelado a raíz del confinamiento comarcal. Según el gremio, había una previsión de entre un 40 y 50% de ocupación, y con las nuevas restricciones se ha reducido a un 5% en los establecimientos que continúan abiertos tras Semana Santa. En la Terra Alta, los alojamientos turísticos también se han visto muy afectados por las cancelaciones con la pérdida de la mayoría de las reservas. Los comerciantes de Tarragona y Reus han notado una disminución de los clientes y, como consecuencia, de las ventas. Todos los agentes reclaman que el Procicat reconsidere la medida y el confinamiento pase a ser por región sanitaria.

Según el presidente de la Associació de Càmpings de la Costa Daurada i Terres de l’Ebre, Joan Antón, el confinamiento comarcal ha interrumpido el arranque de la temporada en Semana Santa, a pesar de que reconoce que los fines de semana posteriores a Pascua son «flojos». «Las cancelaciones han sido casi del 100%, porque la movilidad de la comarca es muy testimonial; vivimos principalmente de los clientes del área metropolitana de Barcelona y los hemos perdido», lamenta Antón. 

Las previsiones de ocupación se cifraban entre un 40 y 50% para este fin de semana, pero, finalmente, ha sido alrededor de solo un 5% en aquellos establecimientos que se han mantenido abiertos. De hecho, Antón explica que la mayoría de los campings volverán a cerrar después de Semana Santa, cuando reabrieron el 80%. «Volvemos a la situación anterior y del 80% campings quedarán entre un 5 y 10% de abiertos; porque no es sostenible». 

Casi el  100% de las reservas realizadas para este fin de semana se han anulado

El camping La Gavina y el de Arc de Barà son dos ejemplos que muestran la cara y la cruz que sufre el sector. El primer establecimiento forma parte del 20% que ya no abrieron, dado que la mayoría de su clientela son turistas extranjeros. En cambio, el camping Arc de Barà optó para dar servicio a sus abonados. Con todo, sus responsables aseguran que han bajado muchísimo las reservas y este fin de semana solo tenían 60 bungalows y 15 parcelas llenas. «Nos sentimos ninguneados, no tienen en cuenta las particularidades; creemos que los campings están haciendo esfuerzos con los certificados de turismo seguro», valora Antón. 

Ante esta situación, el gremio del camping pide a las autoridades que se levante el confinamiento comarcal o bien que se permita la movilidad a aquellas personas que hagan una reserva previa para salvar los negocios. 

El retorno al confinamiento comarcal también ha afectado los alojamientos turísticos de la Terra Alta, que han visto cómo se cancelaban todas las reservas. 

Los comerciantes de Tarragona y Reus lamentan que se haya vuelto a restringir la movilidad y apuntan que la afluencia de clientes ha caído. El presidente de Associació de Comerciants de la Via-T de Tarragona, Salvador Minguella, asegura que los tenderos se encuentran en una situación «límite». La presidenta de la Unió de Botiguers de Reus, Meritxell Barberà, dice que la restricción les perjudica porque su área de influencia va más allá del Baix Camp. 

Temas

Comentarios

Lea También