Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los coches de los talleres impiden aparcar en una calle

Los vecinos de la calle Smith denuncian que los mecánicos dejan los vehículos estropeados delante de sus establecimientos y se las ingenian para no pagar el parquímetro de la zona verde

Diari de Tarragona

Whatsapp
El tramo en cuestión es de 200 metros y está ocupado en su totalidad. FOTO: Pere Ferré

El tramo en cuestión es de 200 metros y está ocupado en su totalidad. FOTO: Pere Ferré

«Es imposible aparcar el coche en la calle Smith», aseguran los vecinos, quienes denuncian que algunos de los talleres mecánicos ubicados en esta calle de la Part Baixa dejan estacionados los vehículos en mal estado en la zona verde. De esta manera, los vecinos no pueden aparcar. «Algunos de los coches van rodando. Pero hay otros que hace semanas y semanas que están allí, estacionados», asegura Lídia, una vecina de la calle Real. 

El ‘Diari’ se ha puesto en contacto con los talleres mecánicos de la calle Smith y no han querido pronunciarse al respecto

Ésta es una de las consecuencias de abrir un taller mecánico en el centro de la ciudad y no contar con un espacio suficientemente grande donde aparcar los coches mientras esperan ser reparados. Pero ya quedan pocos. La mayoría de ellos están en los polígonos industriales. La calle Smith está ocupada por vehículos que no funcionan o que han  sufrido un accidente y necesitan ser reparados. Un vecino se dio cuenta de esto hace aproximadamente un año y medio. «Empece a sospechar de lo que estaba pasando cuando me di cuenta de que había dos coches estacionados en la calle Smith desde hacía más o menos un año», asegura el vecino, quien prefiere no dar su nombre.

«Me veo obligada a dar mil vueltas con el coche. Y es injusto que una empresa privada utilice un espacio público»

El vecino informó a Aparcaments Municipals (AMT) y la empresa aseguró que tomaría medidas con la ayuda de los inspectores. Además, se comprobó que los dos vehículos en cuestión habían ya sido denunciados. «Cada día había más coches aparcados», explica el vecino. Cabe recordar que la normativa dice que un vehículo no puede estar más de 48 horas aparcado en el mismo sitio, pero fuentes de la Guàrdia Urbana aseguran que antes de llevarse el coche, primero se deben agotar otras vías, como por ejemplo, tratar de contactar con el propietario.

«Los mecánicos ponen 20 o 30 céntimos en el parquímetro y dejan el coche aparcado todo el día»

Los vecinos creían que con la puesta en marcha del vehículo de comprobación automática esto se acabaría. Pero nada más lejos de la realidad. El tramo en cuestión es de unos 200 metros, en los que hay al menos una decena de vehículos de talleres estacionados. «Me veo obligada a dar mil vueltas para dejar el coche. Y es injusto que una empresa privada utilice un espacio que debe ser para los que vivimos aquí», explica Lídia.
La nueva técnica

«Los inspectores de la AMT llegan, aparcan en doble fila, hablan entre ellos y cuando acuden al lugar, los mecánicos ya han cambiado el tiquet»

Lo grave del caso es que, según aseguran los vecinos, algunos de los talleres mecánicos utilizan una técnica para evitar pagar la zona verde que regula el aparcamiento de la calle Smith. Hace unos años, esta avenida era zona blanca –es decir, gratuita–, pero desde el 2013 pasó a ser verde.

Según ha podido saber el Diari, algunos de los propietarios de los talleres dejan el coche para reparar aparcado en la calle Smith con un tíquet de poca duración. «Ponen 20 ó 30 céntimos y lo dejan todo el día aparcado», asegura Antonio, un vecino de la calle del  Pare Agustí Altisent.

14 son el número de inspectores de la plantilla de la AMT que controlan unas 6.000 plazas de aparcamientos repartidas por la ciudad

Cuando los perjudicados avisaron a la empresa municipal de aparcamientos de lo que sucedía, la AMT tranquilizó los ánimos comprometiéndose a incrementar la presencia de los inspectores en la calle. Pero los vecinos relatan así lo que pasa: «Llegan, aparcan el coche en doble fila en la parte ancha de la calle Smith, esquina Jaume I. Bajan del coche y se dejan ver. Mientras tanto, el propietario del taller va a sacar el tíquet y lo coloca en el parabrisas. Cuando pasa el inspector todo está en orden», asegura un vecino. 

El Diari ha podido hablar con un trabajador de la AMT, quien asegura que «no podemos hacer nada al respecto. Si cuando nosotros pasamos por la calle está puesto el tíquet en los coches, aunque solamente sea de 20 céntimos, no podemos multar. Deberíamos pasarnos todo el día allí», asegura el inspector. Actualmente, la plantilla de la AMT cuenta con 14 inspectores, que controlan unas 6.000 plazas. El inspector añade que «en alguna ocasión, el propietario del coche ha recibido en su casa una multa por estacionar mal, durante los días en que el vehículo estaba en el taller mecánico».

Algunos vecinos piden al Ayuntamiento que se plantee una ordenanza que prohiba la utilización del espacio público por parte de empresas privadas. «Ante la inmovilidad de la Guàrdia Urbana, pendimos al equipo de gobierno que ponga las medidas necesarias», asegura Lluïsa, una vecina de la calle Smith.

Comentarios

Lea También