Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Tarragona

Los consistorios reclaman al Govern que invierta de nuevo en guarderías

La partida de la Generalitat para parvulario, ahora, es cero. 36 consistorios, entre ellos Tarragona y El Vendrell, lo denunciaron al TSJC

Mònica Just

Whatsapp
Imagen de archivo de una guardería de Tarragona. Los ayuntamientos quieren potenciar este modelo educativo. Foto: Lluís Milián

Imagen de archivo de una guardería de Tarragona. Los ayuntamientos quieren potenciar este modelo educativo. Foto: Lluís Milián

El papel de la primera etapa de la educación infantil en el mapa educativo catalán está en el punto de mira. Los Ayuntamientos reclaman a la Generalitat que vuelva a apostar por este modelo. En 2012, el Govern empezó a rebajar la partida presupuestaria destinada a este concepto. Fue una caída progresiva. Hasta que quedó en nada. Desde 2014, es cero.

Así lo ponen sobre la mesa los Ayuntamientos de Tarragona y El Vendrell, los dos consistorios tarraconenses que, junto a una treintena de municipios catalanes, presentaron en 2014 una demanda colectiva por la retirada de las ayudas para escolarizar a los alumnos en la etapa de 0-3 años. Lo llevaron al Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC). Y el proceso, aunque es lento, sigue su curso. Al margen de Tarragona y El Vendrell –ambos con gobiernos liderados por el PSC–, son muchos más los municipios afectados por los recortes en este campo, aunque en su caso optaron por no recorrer a la justicia.

Una parte importante del dinero que la Generalitat tenía presupuestado para la red de parvularios, en 2012 y 2014, se destinó a pagar las nóminas de los docentes de escuelas concertadas. Lo avanzó El Periódico, remarcando también que la cifra total fueron 81 millones de euros. Durante todos estos años, el Govern acordó con las diputaciones que asumieran las ayudas para las guarderías. Pero los consistorios insisten en que no se aumentó la dotación, sino que se dejaron de realizar otras inversiones para asumir esta cuestión. «Mientras, las administraciones debemos seguir adelante y gestionar el día a día», apunta el concejal de Educació de Tarragona, Francesc Roca.

En Tarragona, la deuda actual de la Generalitat con el Ayuntamiento para este concepto es de 183.285 euros. «Para nosotros, la escolarización entre cero y tres años es una prioridad educativa», remarca Roca. Cree que es una etapa «imprescindible» y que incluso podría plantearse como obligatoria. «Habría que recuperar el liderazgo y el compromiso de la Generalitat con los Ayuntamientos para que la educación en esta franja sea universal», añade el edil.

Igualdad de oportunidades

La aportación del Govern en 2011 era de 1.600 euros por plaza y por curso. En 2012 bajó a 1.300. En 2013 fue de 875. «Y desde entonces, nada», lamenta Roca. Por ello,

considera que es «muy importante realizar una reflexión en torno a esta cuestión para fomentar la igualdad de oportunidades y la cohesión social», todo ello retomando la corresponsabilidad de las distintas administraciones. Cree que están más que probados los resultados de la educación en esta primera etapa, y que hay que recuperar su peso en el sector. «Si apostamos por el éxito escolar, la etapa de 0-3 es clave», insiste el edil. Tarragona tiene ahora nueve guarderías públicas y un total de 627 alumnos.

Incumplimiento de la LEC

En el caso de El Vendrell, el concejal de Educació, Kenneth Martínez, apunta que el motivó que les llevó a sumarse al contencioso es «que la Generalitat debe cofinanciar las guarderías». Desconocía que el dinero hubiera sido destinado a la escuela concertada. «No teníamos ni idea, pero la demanda y nuestra reivindicación no tiene nada que ver con esto, sino con el incumplimiento de un punto de la Llei d’Educació de Catalunya (LEC) que consideramos imprescindible», dice

Martínez insiste que para El Vendrell la educación infantil es uno de los grandes pilares del sector. Y cree que debería ser obligatoria. «Se ha demostrado que los que han hecho infantil, en porcentaje, consiguen un mejor rendimiento», apunta. También aspira a que pueda ser gratuita. « Para nosotros es incluso más prioritaria la infantil que la concertada. Pero insisto, el contencioso no tiene nada que ver con esto. Somos respetuosos con esta decisión. Lo que hicimos ante el TSJC es alertar de un incumplimiento de la LEC», añade, recordando que «todo nos cayó a partir de 2012, en el peor momento, y lo entendimos como una deslealtad».

En El Vendrell, dice el concejal, pudieron gestionar la situación. Coincidiendo con la crisis y el paro, la demanda de plazas bajó, quitaron algún barracón que había de refuerzo, pero no cerraron centros. Siguen teniendo cinco. Ahora, con 350 alumnos, 100 menos que antes de los recortes.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También