Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los cruceros acaban con la mala racha de los taxistas

Por primera vez, los taxis pueden ir a buscar al pasajero a la misma terminal donde desembarcan, en el Port de Tarragona

Carla Pomerol

Whatsapp
Los taxis situados en la misma terminal de desembarque.

Los taxis situados en la misma terminal de desembarque.

Los taxistas de Tarragona aseguran que están viviendo un buen inicio de temporada. Y todo gracias a los cruceros y a sus pasajeros, explican. Tarragona se encuentra inmersa en la temporada más ambiciosa de cruceros, protagonizada por la naviera italiana Costa Cruceros. La ciudad recibirá este año 40 buques con un total de 40.000 pasajeros a bordo y dejarán en el territorio 3,5 millones de euros. Los taxistas ya empiezan a notar estas cifras y aseguran que, desde hace dos semanas, están trabajando como hacía muchos años que no pasaba. 

Por primera vez, los taxistas pueden ir a buscar a los recién llegados a la ciudad a la misma terminal donde desembarcan, en el Port de Tarragona. Esto conlleva máxima comodidad, tanto para unos como para otros, la cual cosa permite que los cruceristas vean los taxis como una opción más para empezar su estancia en la ciudad. Es por esto que desde el colectivo, decidieron elaborar unos carteles, pancartas y trípticos para informar al pasajero que acaba de llegar. "El crucerista puede comparar precios con los autobuses y pueden compartir taxis. La idea es ganarnos su confianza a partir de unas tarifas básicas y generales", explica Sergi Marquès, presidente de la Agrupació Radio Taxi de Tarragona, -la asociación local que agrupa la mayoría de taxistas de la ciudad-.

Cruceros y taxis
Los taxistas muestran las tarifas en un cartel.

Una de las diferencias entre este año y el pasado es que ahora no solamente vienen los turistas a pasar unas horas en la ciudad, como el año pasado. Tarragona es ahora también puerto base de una importante naviera italiana, la cual cosa hace que los taxistas deban llevar a los pasajeros desde la estación de autobuses o de trenes hasta la terminal del Port de Tarragona. 

Los taxistas aseguran que, el año pasado, por cada crucero que llegaba a la ciudad se movilizaban unos tres taxis, "este fin de semana pasada hemos trasladado entre 500 y 600 pasajeros. La cifra cambia mucho", asegura Marquès, quien añade que "la mayoría de cruceristas son italianos, y algunos de los destinos y excursiones son el Monestir de Poblet, el santuario de Montserrat, el PortAventura, Barcelona o un tour por la Tarraco Romana".

"Estamos contentos, ya que, desde hace unos años, todo son malas noticias. Que si cierra un hotel, que si no podemos ir a recoger pasajeros a la estación del AVE. Por fin una buena noticia para los taxistas de Tarragona", asegura Sergi Marquès, quien añade que "actualmente, estamos potenciando el taxi de seis o siete plazas. Es más práctico y barato".

 

 

 

 

Temas

Comentarios

Lea También