Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los diagnósticos de sífilis se han triplicado en la última década en Tarragona

Los casos de gonorrea también se han duplicado en el Camp de Tarragona. Los médicos piden una consulta especializada en estas enfermedades sin lista de espera
Whatsapp
Un momento del rodaje del drama adolescente ´Sífilis´, que se estrenará en septiembre.  Foto: Cedida

Un momento del rodaje del drama adolescente ´Sífilis´, que se estrenará en septiembre. Foto: Cedida

«Es común que los pacientes se sorprendan cuando les explicas que el diagnóstico es sífilis; les suena a enfermedad de la antigüedad, de los suburbios, y lo cierto es que no sólo existe, sino que está en aumento y se puede ver en todas las clases sociales», reconoce Clara Martín, dermatóloga del Hospital Universitari de Tarragona Joan XXIII con experiencia en el manejo de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).

Y, a la luz de lo que se ve en las consultas, cada vez son más los pacientes que pasan por la misma sorpresa al recibir un diagnóstico de sífilis. En el caso de la Región Sanitaria del Camp de Tarragona se ha pasado de 15 casos en el año 2005 a 48 en 2014. Las cifras absolutas parecen, a priori, discretas, pero suponen que los casos se han triplicado. Además, se ha pasado de una tasa de 2,8 afectados por cada 100.000 habitantes a una de 7,8. Es la segunda tasa más alta de Catalunya, por detrás de la ciudad de Barcelona, que está a mucha distancia, pues tiene 32 afectados por cada 100.000 habitantes. Los datos son recogidos por el Centre d’Estudis Epidemiològics sobre le infeccions de Transmisió Sexual i Sida de Catalunya, CEEIS Cat.

Síntomas imprecisos

Una de las dificultades, explica Martín, es el hecho de que esta enfermedad en particular presenta síntomas que pueden pasar desapercibidos o que pueden no relacionarse. Una de las características iniciales es una úlcera no dolorosa que desaparece al cabo de unas semanas. En el caso de las mujeres, algunas ni siquiera se dan cuenta. Posteriormente puede aparecer una erupción en la piel, pero es posible que el paciente no lo relacione con la úlcera inicial y no lo comunique al médico, retrasando el diagnóstico.

En esta enfermedad, como en el resto, es crucial un tratamiento rápido ya que puede dejar secuelas, algunas graves e irreversibles, en órganos como el corazón o el cerebro. Eso sí, con un diagnóstico temprano el tratamiento es sencillo muy eficaz.

Gonorrea superresistente

Pero no todos los tratamientos tienen la misma eficacia. Por ejemplo, en el caso de la gonorrea, algunos pacientes ya han comenzado a enfermar con una cepa resistente a los antibióticos. La OMS ya alertó sobre su presencia hace tres años y se calcula que la extensión de esta cepa haría la enfermedad cada vez más difícil de tratar.

Esta es otra de las ITS que también ha aumentado. En 2005 se registraban 27 casos en el Camp de Tarragona. La cifra fue bajando hasta llegar a los 7 en 2009, pero a partir de allí no ha hecho más que aumentar hasta los 48 casos en 2014. La tasa de incidencia está en 7,8 afectados por cada 100.000 habitantes.

‘Debut’ de nuevas infecciones

Pero más allá de la sífilis, la gonorrea o la clamidia (esta última también se ha triplicado desde 2005 en toda Catalunya), las ITS más prevalentes, hay otras que, aunque tienen una incidencia pequeña, se siguen con atención. Es el caso del linfogranuloma venéreo o linfogranuloma inguinal. La infección es provocada por el Chlamydia trachomatis L1, L2 y L3, tres subtipos de bacteria diferentes de los que causan la infección genital por clamidia más corriente. Suele afectar a los ganglios linfáticos del área genital, aunque también hay formas asintomáticas de la infección, sobre todo en las mujeres.

Hasta 2008 apenas se conocía en el mundo occidental, «hasta ese momento nos habíamos librado», explica la dermatóloga. En Catalunya la mayor parte de los casos se concentra en Barcelona ciudad, que ha pasado de 7 a 111 casos en nueve años. Según los datos del CEEIScat, el Camp de Tarragona ‘debutó’ con dos casos de esta enfermedad el año pasado.

Pero, ¿qué hay detrás de este aumento constante de las ITS? Los especialistas creen que una de las claves es que se usan menos medidas de prevención (condón) porque se ha perdido el miedo al VIH teniendo en cuenta que, paulatinamente, ya no se percibe como una enfermedad mortal, sino como una dolencia crónica.

Además, ciertamente, el número de diagnósticos de VIHva a la baja. En el Camp de Tarragona fueron 26 el año pasado (cifras provisionales). En ela ño anterior, 2013, eran 37 y, retrocediendo a 2010, se habían llegado a diagnosticar 56 casos.

De todas formas Martín recuerda que, aunque se ha avanzado mucho en el tratamiento de los pacientes con VIH, este supone un elevado coste sanitario para el sistema.

En general, el paciente más frecuente de las ITS es un hombre en torno a los 30-35 años que tiene sexo con otros hombres y que no usa preservativo. No obstante, eso no debe hacer bajar la guardia a mujeres y hombres heterosexuales.

Y a esta pérdida del miedo hay que sumar también las falsas creencias y la falta de información sobre las ITS. EnSuecia, por ejemplo, han colocado pegatinas en los inodoros de los baños públicos para concienciar a la población. En una puede leerse «No vas a pillar la clamidia aquí, la vas a pillar en una fiesta en la playa este verano».

La especialista recuerda que no se contraen estas enfermedades por bañarse en una piscina o por sentarse en un baño, porque, como su nombre lo indica, se transmiten por las relaciones sexuales. En este punto recuerda que también hay que protegerse cuando se tiene sexo oral.

Una vez que el médico diagnostica una de estas enfermedades, el caso se comunica al Departament de Salut Pública, que estudia los contactos del paciente para evitar la propagación de la infección. A partir de allí se decide qué conducta seguir: si los contactos deben someterse a pruebas o si se les debe administrar un tratamiento.

Consulta especializada

Otra de las dificultades que presenta el tratamiento de las ITS es la falta de una consulta especializada en el tema. De hecho, así salió a relucir en una jornada multidisciplinaria organizada en Tarragona por el Institut Català de la Salut, que tuvo lugar recientemente y en la que participaron especialistas en obstetricia y ginecología, dermatología , urología, medicina interna y medicina familiar y comunitaria.

En esa reunión los profesionales reivindicaron la creación de esta consulta, que ya existió en otro momento, para que los pacientes tengan un centro de referencia y puedan ser atendidos por médicos con experiencia en estos temas y sin lista de espera. Esto último es muy importante teniendo en cuenta que el inicio temprano del tratamiento es crucial en todas estas enfermedades.

Opina Martí que el número y tipología de los casos justifica la creación de una consulta como sí existe, por ejemplo, en Barcelona, donde hay varios centros que atienden estos casos sin cita previa.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También