Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los drones nos invaden

Los Mossos están preocupados sobre cómo actuar ante la invasión de las naves en determinados espacios estratégicos

Àngel Juanpere

Whatsapp
En los últimos años se ha popularizado la compra y manipulación de drones, muchas veces para fines recreativos. FOTO: PERE FERRÉ

En los últimos años se ha popularizado la compra y manipulación de drones, muchas veces para fines recreativos. FOTO: PERE FERRÉ

Una atracción de Ferrari Land parada durante unos minutos por la presencia de un dron, un Airbus de Lufthansa que se encontró con tres de estos aparatos durante su fase de aproximación al aeropuerto de Bilbao o en el aeropuerto londinense de Heathrow un avión llegó a impactar contra una de estas pequeñas aeronaves. Son sólo algunos de los contratiempos que han ocasionado últimamente los drones. Incluso un sindicato de los Mossos d’Esquadra ha denunciado otras situaciones potenciales peligro de estos aparatos, como el sobrevuelo por el Nou Camp o incluso por comisarías. Por ello, el Sindicat de Mossos d’Esquadra ha solicitado al director general que diga cuáles son las instrucciones sobre cómo actuar en estos casos.

Desde hace aproximadamente dos años la compra de drones se ha disparado en todo el mundo. Los precios asequibles de determinados modelos es un buen reclamo para la adquisición de lo que algunos consideran un juguete pero que, en manos de determinadas personas, puede convertirse en un arma. Esta proliferación de drones ha llevado a Fomento a desarrollar una app con un mapa interactivo que recogerá las zonas del espacio aéreo nacional, así como aeródromos, donde está prohibido volar este tipo de aeronaves.


Desconocimiento
Muchos de los que manejan estas aeronaves no tripuladas desconocen que su uso está completamente prohibido en determinados enclaves: en grandes aglomeraciones –como Port Aventura, playas, conciertos, bodas, procesiones, manifestaciones, mercados, acontecimientos deportivos–, en un radio de 5,5 kilómetros alrededor de las centrales nucleares y los complejos petroquímicos, en un radio de cuatro kilómetros alrededor del aeropuerto de Reus, autopistas, centrales eléctricas, etc. Tampoco se pueden pilotar de noche.

Los Mossos d’Esquadra, ante esta problemática, tienen una página web (http://mossos.gencat.cat/ca/prevencio/consells_de_seguretat/per-pilotar-drons-recreatius/ ) en la que se ofrecen consejos y normativa sobre la utilización de drones


Normativa muy verde
La normativa en esta materia en España todavía está poco desarrollada. Sin embargo, establece que no se puede pilotar ninguna aeronave de forma negligente o temeraria que ponga en peligro la vida o las propiedades ajenas. Los infractores se enfrentan a multas que pueden llegar a los 225.000 euros.

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea se encarga de la regulación de operaciones con drones de hasta 150 kilos. Para drones por encima de este límite, se ha establecido una normativa a nivel europeo, y el organismo encargado de regular estas aeronaves es EASA (European Aviation Safety Agency). Se ha establecido una normativa temporal que regula las operaciones con drones e indica el procedimiento para poder realizar actividades aéreas, en función del escenario de operación y el peso de la aeronave.

n n n

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También