Los empresarios de Tarragona denuncian la "avalancha de cancelaciones" por el nuevo cierre comarcal

"La administración quizás está acostumbrada a hacer las cosas mal, pero los empresarios, no", critica el sector de la hostelería y la restauración de la demarcación

ACN

Whatsapp
Cierre de locales y cancelaciones de reservas en Tarragona por el nuevo confinamiento. Foto: ACN

Cierre de locales y cancelaciones de reservas en Tarragona por el nuevo confinamiento. Foto: ACN

El nuevo confinamiento comarcal que entra en vigor este viernes está provocando que muchos establecimientos turísticos del Camp de Tarragona y las Terres del Ebre vuelvan a cerrar, ya que sólo con los clientes del entorno más cercano no les salen los números. Lo asegura el portavoz de la Federació Empresarial d'Hostaleria i Turisme de Tarragona (FEHT), Xavier Guardià, quien indica también que no paran de recibir cancelaciones de reservas que tenían para los próximos días. Guardià critica que "no es de recibo" que el miércoles se anuncie que los establecimientos no podrán abrir más allá del jueves. "La administración quizás está acostumbrada a hacer las cosas mal, pero los empresarios, no", sentencia.

El portavoz de la entidad empresarial apunta que en Semana Santa se ha constatado que "con sólo los siete millones de turistas catalanes ya se genera un movimiento suficiente", pero que los clientes potenciales de una comarca no son suficientes. "Mucha gente volverá a cerrar. Los políticos hablan de diez días, pero no sabemos si lo serán", remarca con la experiencia de los anuncios anteriores. Además, considera que el Govern debería haber hecho "un plan" y no explicar medidas de un día para otro. "No puede ser que después de un año continúen tomando decisiones de esta forma", acusa.

"Indignación" y "decepción" también a la Associació Hotelera de la Província de Tarragona, formada por 130 establecimientos hoteleros de todo el Camp de Tarragona, las Terres de l'Ebre y el Baix Penedès. Su presidente, y director del Hotel Class de Valls, Magí Mallorquí, asegura que, desde el anuncio del Govern, los hoteles sólo reciben llamadas para cancelar reservas. "Volvemos a los inicios, nos dieron un 'caramelito' por Semana Santa y ahora nos hacen cerrar", afirma Mallorquí. "Esto es inviable, no es como apretar un botón y ya está, somos una rotación, donde hay hoteles, proveedores, etc. Habíamos comprado todo el género para este fin de semana y nos limitan de un día para otro" , lamenta.

Esta asociación, que representa desde hoteles urbanos hasta hostales familiares tanto de la costa como del interior, recuerda que el confinamiento comarcal perjudica especialmente las regiones pequeñas. "No vendrá nadie del Alt Camp a dormir en la comarca, ni de la Conca de Barberà se alojará allí, no tiene ninguna lógica, los hoteles más vale que el fin de semana cerremos", sentencia Mallorquí. El sector de la hostelería y la restauración dice que "no puede más".

Situación idéntica en el Ebre

En las Terres de l'Ebre la dinámica es la misma. Montse Callau, empresaria turística y vicepresidenta de la Associació d'Empreses i Activitats Turístiques del Delta de l'Ebre (AEATDE) explica que una vez que se supo que se volvería al confinamiento comarcal hubo una "avalancha de cancelaciones" para este fin de semana. Unos días que en la zona se preveían de una ocupación cercana al 100% para la llegada de turistas y por la celebración de un triatlón. Ahora, sin embargo, Callau incluso se plantea cerrar su establecimiento. "Somos una zona de turismo familiar y de ocio. Si no hay movilidad, no hay demanda", ejemplifica.

Con todo, reclama que se acabe "esta situación intermitente" de aperturas y cierres reiterados. "No es sostenible, ni económica ni emocional", defiende, y manifiesta que se sienten "castigadas, enfadadas" y que han "tocado fondo".

Temas

Comentarios

Lea También