Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los empresarios exigen saber 'ya' cuál será el uso de la futura Savinosa

El sector económico lamenta la decisión de mantener y rehabilitar todos los inmuebles. La Cepta denuncia que 'es una excusa para que allí siga sin hacerse absolutamente nada'

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen reciente del estado en el que se encuentra la finca de 80.000 metros cuadrados que está sin ningún uso desde el año 1972. Foto: dt

Imagen reciente del estado en el que se encuentra la finca de 80.000 metros cuadrados que está sin ningún uso desde el año 1972. Foto: dt

El sector económico y empresarial de Tarragona critica que la «indefinición» de los usos de la futura remodelación de la Savinosa genera «incertidumbre inversora». Por ello, la mayoría de representantes patronales exige a Ayuntamiento y Diputació de Tarragona que «definan desde ya» la utilidad que debe tener el emplazamiento, que cuenta con unos 80.000 metros cuadrados de superficie y que está sin ningún tipo de utilidad desde el año 1972.

La denuncia de los empresarios llega a raíz de que la propuesta ganadora del concurso realizado para encontrar una salida al antiguo preventorio contemple usos «polifuncionales y diversos» en el espacio, un extremo que permitiría que el uso público y social se complementara con una hipotética construcción hotelera, que sería la opción favorita por parte del equipo de gobierno (PSC, PP y Unió). Asimismo, el sector económico también lamenta que se mantengan para rehabilitar todos los edificios –inaugurados en 1932–, una circunstancia que consideran que «encarecerá muchísimo» cualquier proyecto.

Especialmente crítico se muestra el presidente de la Confederació d’Empresaris de la Província de Tarragona (Cepta), Josep Antoni Belmonte, quien asegura que «debe ser el propietario de la finca quien decida desde ya el uso que quiere para el espacio». El presidente de la patronal considera que la «incertidumbre» actual genera «poca seguridad jurídica» y lamenta, asimismo, que el hecho de querer conservar todos los edificios «lo encarecerá todo» y le parece «una excusa para que se siga sin hacer absolutamente nada».

De manera parecida se expresa el presidente de la Cambra de Comerç, Andreu Suriol. «Debe concretarse el uso que se quiere, ya que si no se sabe será complicado que haya inversores», explica el máximo representante del ente cameral, quien también reconoce estar «sorprendido» por el hecho de que se opte por mantener todo el conjunto de edificios que se encuentran en estado ruinoso.

«No creo que sea un patrimonio excepcional y, en cambio, encarecerá y dificultará muchísimo cualquier idea», indica Suriol, quien lamenta que «si ya ha costado años reformar el Mercat no quiero ni pensar cómo sería rehabilitar estos edificios».

Con muchas dudas se expresa también el presidente de Pimec Tarragona, Josep-Joaquim Sendra, quien teme que el espacio «se convierta en otra Tabacalera, donde no hay dinero para explotarla». Sendra cree que «debe hacerse público ya el destino que se quiere para el complejo», que a nivel personal considera que debería ser «de carácter privado» para «compensar el gasto que se genere y se cree ocupación sin que esto obligue a gastar más dinero público».

De forma clara se expresa el presidente de la Associació d’Empresaris de l’Hosteleria de la Província de Tarragona (AEHT), Xavier Jornet, quien espera que «se defina en breve que el espacio se destinará a un uso únicamente público». Jornet apostaría por derribar «todos los edificios» y que el emplazamiento fuera una zona verde «para el ciudadano». En este sentido, y pese a ser del sector, este empresario «no dejaría construir ningún hotel en la finca».

De manera mucho más prudente habla el presidente del Gremi de Constructors, Diego Reyes, quien cree que el uso de futuro de la finca «debe concretarse a partir de ahora». El profesional del sector económico valora «positivamente» el proceso que se ha llevado a cabo hasta la fecha, y vería con buenos ojos la diversificación que se propone. «Está bien que una parte se dedique a la explotación para que, con parte de los beneficios, pueda mantenerse el entorno y ahorrar este dinero a todos los ciudadanos», explica.

Finalmente, el presidente de la Agrupació de Càmpings de Tarragona Ciutat, Agustí Peyra, también se decanta por la necesidad de definir el uso urbanístico «cuanto antes» para que, de esta forma, los empresarios del sector turístico «puedan invertir en el entorno». En este sentido, Peyra tiene claro que el emplazamiento debe «albergar un hotel de primer nivel».

n n n

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También