Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los estibadores empiezan la tercera semana con paros en los puertos

El fin de semana no se ha podido recuperar la actividad en el enclave tarraconense, en el que el seguimiento es del 100%
Whatsapp
Las grúas paradas en un momento de la jornada de ayer en el Port de Tarragona.

Las grúas paradas en un momento de la jornada de ayer en el Port de Tarragona.

La actividad en el Port de Tarragona volvía ayer al ralentí después de que este lunes empezaba una nueva jornada de paros intermitentes por parte de los estibadores. El colectivo iniciaba la tercera semana de protestas, a raíz del conflicto entre los sindicatos y la patronal, originado por la aprobación del real decreto ley de reforma de este sector.

Pese al intenso trabajo que se había registrado a lo largo de todo el fin de semana, las tres jornadas de paros de los días anteriores y las 48 horas de huelga de la semana pasada, hacen que no llegue a normalizarse la carga y descarga de mercancías. En  el interior del recinto portuario se estaban llevando a cabo hasta catorce operativas, cuando lo habitual es una media de unas ocho. Además, otra media docena de buques permanecían en el exterior. «Hay tanta faena acumulada que no se puede dar servicio a todo», reconocía David Inglés, representante del comité de empresa de Estarraco. 

Fomento dice que es ‘un riesgo para el empleo’ y Puertos del Estado minimiza los efectos

Algunas de las naves llevan una semana de retraso y, pese a ser las principales damnificadas por este tapón, las empresas afectadas no quieren pronunciarse sobre las repercusiones que les está generando el conflicto. «Entendemos que esto tiene que hacerlo la patronal», decían desde una compañía del sector agroalimentario. 

El que sí volvía a pronunciarse era el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que desde València advertía de que «la principal amenaza que ya es una realidad es el hecho de que algunas de estas compañías hayan anunciado el desvío permanente y definitivo, para no volver, de parte de los movimientos que hacen en los puertos». 

'Si aceptan la subrogación seguiremos con las negociaciones'

Para el ministro, «hoy por hoy, podemos estar seguros de que la principal amenaza y riesgo para el empleo es la huelga, y en estos momentos ya se ha cobrado empleos que se podrían estar generando y no se hace como consecuencia del desvío permanente y definitivo de esos movimientos fuera del país».

Seguimiento unánime
Con un seguimiento del 100% a lo largo de todo el día, los estibadores del Port de Tarragona se mantienen unidos a la espera de que hoy la patronal Anesco presente una prepuesta de acuerdo. Así lo avanzaron el viernes, después de que los representantes de las empresas se reunieron para estudiar la propuesta que previamente hicieron los trabajadores, y que no llegaron ni a votar. «Si aceptan la subrogación seguiremos con las negociaciones, sino continuaremos con los paros», decía el presidente del comité de empresa, Joan Galera. Esta será la condición sine qua non para avanzar en el acuerdo y que se suspendan los nuevos paros preavisados, que esta semana serán mañana y el viernes. 

En cuatro terminales del Port de Barcelona no se siguió la huelga

La situación, no obstante, está generando una división entre las empresas, e incluso se ha especulado que la patronal podría salir partida en dos si el conflicto sigue adelante.

El seguimiento en el conjunto de enclaves casi llegó al 91%, según Puertos del Estado, quien apuntó que la repercusión de los paros fue «mínima» en varios puertos y que en cuatro terminales de Barcelona no se siguió la huelga.

Temas

Comentarios

Lea También