Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los estragos de las lluvias del ‘Leslie’ en Tarragona

La Imperial Tarraco y la Part Baixa se anegaron por el desbordamiento de las alcantarillas.En Tivenys, el desprendimiento de una roca cortó la carretera T-301

Diari de Tarragona

Whatsapp
El riu Francolí amba su entrada a la ciudad. ACN

El riu Francolí amba su entrada a la ciudad. ACN

Los Bombers de la Generalitat recibieron decenas de avisos relacionados con la lluvia caída ayer en el Camp de Tarragona y las Terres de l’Ebre por los efectos del exhuracán Leslie. En Tarragona ciudad se llevaban recogidos a las once de la noche 98,4 litros –40 caídos en media hora– y 96,5 en Constantí. Pero en L’Albiol se contabilizaban 161, en La Mussara 132,8, 104,8 en La Selva del Camp y 62 en Reus.

En Tarragona, la Plaça Imperial Tarraco se inundó, sobre las diez de la noche, después de que el alcantarillado no pudiera sumir el fuerte aguacero. El agua salió por las tapas situadas al nivel de la calle. Sucedió lo mismo en la Part Baixa de la ciudad –como la calle Reial o en el cruce de Smith con Castaños–. Los vecinos se quejaban de nuevo porque la red de alcantarillado estaba desbordada.

---> Última Hora: Carreteres tallades i afectacions pel temporal a Catalunya

---> Toda la información de las lluvias en Tarragona

La Guàrdia Urbana desvió el tráfico en la rotonda de los conejos, en Sant Pere i Sant Pau, debido a la gran cantidad de agua acumulada, procedente de la avenida Països Catalans, donde volvieron a saltar las tapas de alcantarillado. Algunas zonas de la Part Baixa seguían sin luz, como tampoco había en buena parte del Casc Antic.  

En la calle Prat de la Riba de Valls el desagüe no daba abasto y el agua se estaba filtrando en la vivienda. Algo parecido ha ocurrido en un inmueble de la calle De la Font de Gratallops y también en la cocina de un piso de la calle Verge de Montserrat de Cambrils. En Altafulla, en la Via Augusta, la rotonda del cámping se cortó al tráfico por culpa de la lluvia. 

En las Terres de l’Ebre –donde la lluvia llegó antes– se recibieron a media tarde diversos avisos. Dos de ellos procedían de Gandesa. Uno era porque la riera bajaba llena y el inquilino temía que el agua entrada en su casa. Otro aviso procedía de la calle Pau Casals, donde había entrado agua en los bajos.

Según el Servei Meteorològic de Catalunya cayeron cerca de 30 litros en media hora en puntos del Priorat como Falset o Torroja del Priorat, y 26,3 l.en Blancafort.

En Móra d’Ebre había agua en un garaje de la calle Pau Casals y en la vecina Móra la Nova, en la calle Onze de Setembre, se filtraba agua del techo. En la calle Tirso de Molina de Roquetes el agua de una tubería se filtraba en el parking y en el ascensor, que estaba inundado. Y en una casa de la calle Bisbe Serra de Tortosa aguas sucias entraban en un garaje.
 

Caída de rocas

La caída de una gran roca dificultó el tráfico por la carretera local T-301, entre Tortosa y Benifallet. Fue alrededor de las cinco de la tarde a la altura del punto kilométrico 7, en Tivenys. También cayeron piedras a la carretera en la N-420, en la Fatarella y en Falset.
 

Temas

Comentarios

Lea También