Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los estudiantes critican el estado de los aparcamientos en Sescelades

Los problemas se centran alrededor de la Facultat d'Educació i Psicologia. Hay un párking asfaltado y dos descampados

Carlos Domènech Goñi

Whatsapp
Este descampado se convierte en párking para los estudiantes del Campus Sescelades.  Foto: alfredo gonzález

Este descampado se convierte en párking para los estudiantes del Campus Sescelades. Foto: alfredo gonzález

Los estudiantes de la Facultat d’Educació i Psicologia de la Universitat Rovira i Virgili critican duramente la dificultad de aparcar en el Campus Sescelades porque «esto parece la selva». Así lo expresaba Núria, una de las estudiantes afectadas por este problema.

Cuando llegan por la mañana, los alumnos tienen tres opciones para poder dejar el coche: en el párking asfaltado y pavimentado, situado en la entrada de la Facultat d’Educació; en el descampado que se encuentra enfrente del complejo, sin pavimentar y sin las plazas de aparcamiento marcadas, o, por último, en otro descampado situado tras la facultad, también sin asfaltar y con varios baches en la entrada.

Cuando ninguna de estas tres opciones es válida, algo que sucede «pasadas las once de la mañana, cuando todo ya está lleno», los estudiantes «dejan el coche donde pueden», tal y como informaba Alba Barberà, alumna de la universidad. Estos lugares suelen ser los arcenes de la carretera, las entradas y salidas de los parkings o dentro del mismo bloqueando a otros vehículos.

El decano de la Facultat d’Educació i Psicologia, Luis Marqués, asegura que es consciente del problema y que «durante las navidades se realizarán actuaciones en el párking trasero, asfaltando una parte, para eliminar los baches que dificultan la entrada de los vehículos».

Sin embargo, los problemas también se encuentran en el descampado que está frente a la facultad. No está asfaltado, no tiene marcadas las plazas y cada mañana acoge retenciones y coches bloqueados. El decano explicaba al respecto que «hace algunos años se planteó asfaltarlo y cimentarlo» aunque actualmente «no sé en qué punto se encuentra».

Para solventar el problema de aparcamiento por completo, Marqués reconocía que «una de las soluciones puede ser el párking de pago». Así funciona el aparcamiento del Campus Catalunya, aunque el decano prefiere «mejorar los accesos en bicicleta» y fomentar esta práctica. Además, según indicaba, «el transporte público ha mejorado muchísimo».

Pasadas las navidades los estudiantes encontrarán uno de los dos descampados con mejor imagen y parcialmente habilitados. Sin embargo, deberán esperar para las mejoras del aparcamiento de arena.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También