Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los extranjeros duermen al raso para poder renovar sus documentos

La única forma de ser atendido pasa por guardar cola desde el día anterior. No hay cita previa ni por internet ni por teléfono
Whatsapp
Quienes necesitan hacer trámites duermen en esta acera frente a la comisaría. Foto: Lluís Milián

Quienes necesitan hacer trámites duermen en esta acera frente a la comisaría. Foto: Lluís Milián

Tres mujeres aseguran ser las primeras de la fila. Una de ellas espera desde la una de la tarde del día anterior; las otras dos también han pasado la noche en la acera frente a la comisaría de Policía Nacional. Van acompañadas por una niña de seis años, la única que sigue tumbada en un pequeño saco de dormir : «No teníamos dónde dejarla», justifican. Sentadas en las sillas que han traído de casa se lamentan de que el fotógrafo no hubiera llegado antes para ver a toda la gente por el suelo. «A las seis y media el policía nos ha dicho que recogiéramos. Había gente en sacos de dormir, en cartones... Ha dicho que sólo darían 30 números y que los que no estaban entre los 30 primeros ya se podían ir».

Igual que las mujeres, todos los que quedan en la fila a las 7.30 han dormido en el lugar. La inmensa mayoría está allí para renovar el NIE (Número de Identidad de Extranjero), documento de identificación equivalente al DNI español. Algunos han hecho la misma cola más de una vez porque no han llegado a tiempo en la repartición de números.

Se quejan de que esta ‘acampada’ es la única manera de hacerse con un documento imprescindible, ya que no existe manera de obtener cita previa ni por internet ni por teléfono. La otra opción para quienes no llegan entre los primeros es quedarse esperando para que les den una cita para otro día. Para muchos esta no es una solución, ya que estas citas se alejan demasiado en el tiempo. El jueves pasado estaban dando hora para el 29 de septiembre, apuntan.

Hay personas en todo tipo de circunstancias. Un hombre marroquí explica que su NIE vence el 8 de agosto, fecha en la que estará en su país de vacaciones. «Si no tengo el NIE en regla no puedo entrar a España», cuenta preocupado. Muy cerca, un médico de origen venezolano relata que, después de varios intentos, esta vez ha decidido ir adormir en la cola al terminar la guardia en el hospital donde trabaja. En su caso no se trata de renovar el NIE, sino de obtener una copia, porque el anterior se lo robaron.

 

‘Es una vergüenza’

La mayoría de las personas con quienes hablamos tiene más de cinco años en España y, aunque han tenido que hacer colas en otras oportunidades, no recuerdan este extremo. Un hombre colombiano que lleva 15 años en Tarragona dice que es la primera vez que le cuesta tanto hacer el trámite. Su jefe ya le ha advertido de que necesita tener el NIE en vigor. Otras mujeres explican que les exigen el documento para solicitar una ayuda para sus hijos en Serveis Socials.

El más indignado es un hombre español que ha ido a acompañar a su hijo, de nacionalidad ucraniana: «No tiene sentido que los españoles podamos pedir hora por internet para el DNI o sacárnoslo el mismo día y los extranjeros tengan que pasar por esto. Es una vergüenza», decía.

Jose Luis Rodríguez, de la asociación Cooperació Activa al Camp de Tarragona, explica que la situación se viene arrastrando desde hace más de un año en las comisarías de Tarragona (que acoge también a usuarios de localidades cercanas) y Tortosa, dos de las tres en las que se pueden hacer estos trámites en la provincia. En la tercera, ubicada en Reus, no hay colas nocturnas porque hay cita previa.

Por su parte, Eduardo Ortega, secretario de la Asociación Paraguaya de Tarragona, comenta que una de las grandes dificultades es que falta información. «No tienen a nadie para informar. El que te atiende es el mismo policía que hace pasar a la gente y muchas veces está agobiado... No hay manera de enterarse de lo que hay que hacer. Otras asociaciones de pakistaníes, marroquís y senegaleses también han recibido quejas de sus ciudadanos.

 

La policía lo reconoce

Fuentes de la comisaría admiten que la situación «no es agradable para nadie», pero argumentan que es algo puntual que pasa cada año «por acumulación de renovaciones» (del NIE). Apuntan que «no podemos impedir que la gente haga cola en la calle» y explican que sólo dan una cantidad determinada de números porque son los que tienen capacidad de atender ese día. De cualquier forma, aseguran que se está buscando una solución y que, justamente el viernes, (día en que hacemos la consulta) había una reunión en la Subdelegación del Gobierno para tratar de poner en marcha la cita telemática.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También