Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

«Los ingenieros buscamos soluciones a los problemas que se nos plantean»

Elena Pintaluba ha sido distinguida por su proyecto de fin de máster en el ámbito de la ingeniería

Diari de Tarragona

Whatsapp
Elena Pintaluba es la ganadora de la primera edición del premio de fin de máster del Col·legi d’Enginyers Industrials.  FOTO: pere ferré

Elena Pintaluba es la ganadora de la primera edición del premio de fin de máster del Col·legi d’Enginyers Industrials. FOTO: pere ferré

Elena Pintaluba tiene 25 años y está trabajando como ingeniera en la empresa Lear Corporation, en Valls. Su campo es el software, un ámbito con grandes perspectivas por delante y que deberá anticiparse a los desafíos de la industria 4.0. «En algún momento u otro todo tendrá que avanzar en esta dirección, porque estamos hablando de ahorro», argumenta. Y, precisamente, sobre este ámbito se centró su trabajo de fin de máster. La iniciativa le valió el reconocimiento por parte del Col·legi d’Enginyers Industrials de Catalunya, el cual le otorgó un cheque por valor de 1.000 euros para gastarse en material informático.

El organismo que representa a los ingenieros industriales valoró la creatividad, innovación, originalidad y viabilidad de la iniciativa. ¿En qué se basaba el proyecto? «En el ahorro».

Buscar una solución
Pintaluba estaba en la Kellogs cuando inició el trabajo. Su tutor en la empresa era Emili Anglès y éste le marcó los primeros pasos. «El proyecto planteaba un problema al que había que encontrar una solución», describe. De hecho, defiende que éste es el día a día de la ingeniería. 

Sara Jimeno y Lluís Guasch fueron sus tutores. «Teníamos un problema con el polvo en una industria agroalimentaria y esto es perjudicial para los equipos, porque necesitan protección, y supone que la empresa tiene que invertir constantemente, porque sino puede derivar en un incendio», argumenta.

El objetivo final era hacer visible la información para evitar daños mayores. Por ello, «tuneó» un programa de software pensando en las necesidades específicas de esta industria. «Quería dar visibilidad a la información que nos llegaba a partir de un conjunto de sensores, para que, a partir de ahí, pudiéramos crear un sistema de avisos y solucionarlo», sigue explicando. Lo simplifica de tal forma que apunta que su trabajo ha consistido en «coger los ceros y unos y traducir la información, para que todo el mundo pudiera entenderla».

Su objetivo era muy claro: evitar que se agravara el problema. Y esto es lo que ha valorado el Col·legi d’Enginyers Industrials en Tarragona, quien ha tenido en cuenta que es una solución que podría aplicarse en cualquier empresa que en su proceso de producción generase una cantidad de residuos que requieren una inversión para que estos no se conviertan en perjudiciales.

El futuro de la ingeniería
Situaciones como ésta son las que se plantean los ingenieros industriales en su actividad diaria. «Esto irá a más con la industria 4.0. La gestión de datos es muy importante», argumenta. 
Considera que los ingenieros tarraconenses son unos privilegiados. «Este territorio ofrece grandes oportunidades en nuestro ámbito. Si no da el paso ahora, deberá hacerlo en unos años».

Comentarios

Lea También