Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los insectos chupadores amenazan a las mascotas

Los mosquitos que viven en zonas húmedas, con alta presencia en el Delta de l’Ebre, provocan una de las enfermedades más graves

Diari de Tarragona

Whatsapp
La prevención es indispensable para que las mascotas no caigan enfermas. FOTO: pixabay

La prevención es indispensable para que las mascotas no caigan enfermas. FOTO: pixabay

No son vampiros, aunque sí actúan como ellos. Son los insectos chupadores los que amenazan la salud de nuestras pequeñas mascotas. La percepción de los propietarios pondría el orden de mayor a menor gravedad en pulgas, garrapatas y mosquitos. Sin embargo, es al contrario, aseguran los expertos del centro veterinario Emilio Beltrán de Tarragona

En primer lugar vendría el mosquito hematófago (se alimentan de sangre), un importante transmisor de enfermedades, como la leishmaniosis, transmitida por el mosquito flebótomo hembra, enfermedad parasitaria grave en perros. El mosquito transmite por la saliva el protozoo causante de la infección. El cuadro clínico que produce es muy amplio y viene caracterizado por la reacción inmunitaria del perro, el cual produce anticuerpos que acabarán dañando los propios órganos del animal, siendo característica la afección cutánea y renal. 

El Delta de l’Ebre
La dirofilariosis es otra enfermedad transmitida por mosquitos (Culex, Aedes, Anopheles…), quizás no tan importante como la leishmania, pero presente sobre todo en zonas húmedas de riveras de ríos, con alta representación en el Delta de l’Ebre. 

La dirofilariosis produce en el animal una obstrucción a nivel cardiopulmonar por la presencia de larvas en la arteria pulmonar y ventrículo derecho produciendo una enfermedad con poca sintomatología pero potencialmente fatal.

A continuación, vendría la garrapata, un ectoparásito que se alimenta de la sangre de diferentes hospedadores en varias de sus etapas de vida, además es capaz de transmitir varias enfermedades como la ehrlichiosis, la ricketsiosis o la babesiosis… enfermedades que pueden tardar meses en desarrollarse y producen fiebres, cojeras y alteraciones hepáticas. 

Pipetas, collares y pulverizadores repelentes sirven para prevenir la picada de los mosquitos aunque los expertos del centro veterinario Emilio Beltrán explican que lo más efectivo para que no se desarrolle la leishmania son las vacunas -existen dos en el mercado- y los jarabes -con aplicación dos meses al año.

Finalmente, la pulga. Pese a ser la menos grave, afecta a una gran cantidad de animales produciendo un prurito intenso, en algunos de ellos pudiendo provocar reacciones de hipersensibilidad con eccemas en piel (alergias).
Prevención

Los principales métodos de prevención de los que los propietarios disponen en la actualidad para proteger a las mascotas son variados.

En primer lugar, para prevenir la picada de los mosquitos existen pipetas, collares y pulverizadores repelentes, aunque lo más efectivo para que el animal no desarrolle la enfermedad (leishmania) es la prevención mediante vacunas (existen actualmente dos vacunas en el mercado, bastante efectivas) y jarabes (estimulantes del sistema inmune, con aplicación dos meses al año, junio y octubre, también bastante efectivos).

Mientras, la prevención más efectiva para garrapatas y pulgas actualmente es a base de pastillas mensuales o trimestrales, además de su facilidad de uso. Pipetas, collares y baños con champús especiales también son métodos eficaces para repeler a estos parásitos. En cualquier caso es muy importante estar al día para que los animales no sean atacados.

Temas

Comentarios

Lea También