Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los jóvenes de la provincia suspenden al volante

Según un estudio realizado por las aseguradoras en base a los accidentes que se reportan, los menores de 35 años sacan un 3,61 sobre 10 en el caso de ellas y un 4,37 en el de ellos

Norian Muñoz

Whatsapp
Según el estudio los conductores jóvenes deberían tomar conciencia de sus limitaciones y evitar distracciones. FOTO: lluís milián

Según el estudio los conductores jóvenes deberían tomar conciencia de sus limitaciones y evitar distracciones. FOTO: lluís milián

La máxima popular que dicta que la experiencia es un grado es cierta, al menos en lo que se refiere a la conducción. Así lo refleja el  «II Informe sobre la juventud al volante: Por qué es necesario ser prudente», elaborado por la Asociación Empresarial del Seguro, Unespa, a partir de los datos de la Estadística de Seguros de Automóviles (ESA), para analizar la siniestralidad entre las diferentes regiones de España.

En el informe se concluye que, en lo que se refiere a verse involucrado en lo que consideran accidentes graves (con daños corporales), los jóvenes de la provincia de Tarragona no llegan al aprobado. En el caso de los hombres obtienen una nota de 4,37 sobre 10 y en el de las mujeres, un 3,61. En toda España sólo aprueban los jóvenes de seis provincias: Soria, Segovia, Cuenca, Ciudad Real, Huesca y Ávila. Por contra, los que obtienen los peores resultados son los de Las Palmas, Cádiz, Sevilla, Pontevedra y Almería, con notas en torno al 2.

Valga resaltar que el estudio no  se basa en números absolutos, sino que compara los siniestros registrados con el total de vehículos expuestos al riesgo en cada provincia.

La experiencia es clave

Pero más allá de las diferencias territoriales, uno de los datos que evidencia el informe es que la probabilidad de tener un accidente desciende conforme se gana experiencia al volante, por lo que un joven con solo un año de carnet tiene 3,7 veces más de probabilidades de tener un accidente de tráfico grave que un conductor experimentado, diferencia que desciende hasta 1,6 al alcanzar los diez años conduciendo.

Contrario a los estereotipos, las mujeres tienen menos accidentes de ‘chapa y pintura’

La falta de experiencia también influye en los conductores de ciclomotores, que tienden a sufrir accidentes más graves, ya que un conductor menor de 35 años y con menos de un año de carnet tiene 6,7 veces más de probabilidades de sufrir un accidente grave que un motorista con diez años de experiencia. 

Rompiendo estereotipos

El estudio también ofrece algún resultado que contraviene los estereotipos, y es que las mujeres son mejores conductoras en ciudad, es decir, están menos involucradas en accidentes leves (daños materiales), comúnmente conocidos como de ‘chapa y pintura’.

La tendencia es la misma en toda España y se confirma también en Tarragona. Ellas obtienen un 4,52 sobre 10 y ellos, un 4,27, aunque, como queda claro en el caso de los accidentes leves, los jóvenes conductores tarraconenses tampoco consiguen llegar al aprobado.

No obstante, hay que tener en cuenta que la estadística se basa solo en los datos de accidentes reportados a las aseguradoras, pero no mide la cantidad de veces que unos y otros cogen el coche o la distancia que cubren.

Finalmente, el estudio recomienda que los jóvenes «sean conscientes de las limitaciones que sus propias características les suponen, que extremen la prudencia y rechacen cualquier actividad que pueda disminuir o erosionar su capacidad de poner los cinco sentidos en la conducción».

Temas

Comentarios

Lea También