Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los límites del riesgo con el Cirkus Kaos en Tarragona

Tarragona se llena de arte circense con un espectáculo que le hará cuestionarse las leyes de las matemáticas y pasárselo como un niño

Iñaki Delaurens

Whatsapp
El motorista en el interior del globo metálico es uno de los números más esperados.  FOTO: Pere Ferré

El motorista en el interior del globo metálico es uno de los números más esperados. FOTO: Pere Ferré

Bienvenidos a uno de los espectáculos con más historia de nuestro mundo. Un show capaz de arrancar los aplausos de los más escépticos, superar las ilusiones de los niños y adentrarlo en un lugar desconocido donde todo lo que vea le parecerá irreal. El circo. Hasta este domingo, el Cirkus Kaos, instalado en Parc Francolí, llena Tarragona de acróbatas, equilibristas, payasos, espectáculos de riesgo y los números más impensables de las artes circenses.

Se trata de una compañía legendaria que dirige Enrique Polo, la quinta generación de una familia de artistas, que con su nieto llegará a las siete. Tras actuar por todo el mundo, sobre todo en Asia y el Pacífico, hace seis años decidieron regresar a España, volver a sus raíces. 

Les hablo un circo moderno capaz de entretener a jóvenes y adultos. En esa versatilidad esconde uno de sus secretos para seducir la atención del espectador. Payasos para los más pequeños, números elegantes para la gente mayor, trapecistas sobre el vacío para los más exigentes o cuchillos voladores para los más atrevidos. Un popurrí de actuaciones para albergar un público lo más amplio posible. 

Número con aros del Cirkus Kaos. Foto: Pere Ferré

Unas gomas cuelgas de la cúpula en la carpa que alberga el circo a doce metros de altura. En ellas, como si fueran ardillas subiendo y bajando de un árbol, los artistas se ganan la atención del público. También hay pole dance aéreo, esos bailes deportivos a lo largo de una barra sobre la nada. Se desarrolla otro número de aros y sillas con chicas procedentes del circo ruso de Moscú. Después hay dos equilibristas rusos que ganaron el festival de circo de Moscú haciendo trucos mano a mano en una demostración de equilibrio que cuestiona toda ley matemática.  

Pero donde el Cirkus Kaos es de verdad un especialista que lo diferencia del resto de circos es en la gestión del riesgo. Llevarla hasta el punto exacto para que el público sea incapaz de pensar en otra cosa que no sea lo que tiene delante de los ojos. Allí juega un papel importante el lanzador mexicano de cuchillos, al parecer con poca mano diestra. O un show de ballestas en plan Guillermo Tell con una manzana posada sobre una cabeza en que la menor distracción puede resultar fatal.

Dos horas de espectáculo acompañadas de una música embriagadora, que requiere del trabajo de unas cincuenta personas, entre ellos artistas circenses venidos de países como Suiza, Brasil, EEUU, Alemania, Sudamérica y la mencionada Rusia.

Y para el final, motoristas feestyle haciendo saltos de 21 metros de largo a ocho metros del suelo y otros girando en el interior de un globo metálico, abriendo gas para que, sea usted grande o pequeño, viva esa emoción infinita propia de la infancia.

Espectáculos en Tarragona hasta el domingo 

Este miércoles, jueves y el viernes habrá una función cada día a las 19h. En cambio de cara al fin de semana se realizarán dos espectáculos por día. Este sábado habrá una función a las 17h y otras a las 19.30h, mientras que el domingo (niños gratis acompañado de adulto) la primera será a las 12h y la segunda a las 18h de la tarde.

Temas

Comentarios

Lea También