Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los nacimientos en la ciudad crecen un 6% y regresan a niveles de 2002

El año pasado también se recuperaron los matrimonios, después de siete años ininterrumpidos a la baja
Whatsapp
La natalidad ha aumentado en Tarragona, y se nota en la calle.  Foto: Pere Ferré

La natalidad ha aumentado en Tarragona, y se nota en la calle. Foto: Pere Ferré

El año pasado nacieron en la ciudad 1.320 niños. Son 71 más que el año anterior, cuando se registraron 1.249 nacimientos. Se trata de un aumento del 6% que, aunque podría parecer discreto, rompe una tendencia a la baja, casi ininterrumpida desde el año 2008. Entonces se llegaba a los 1.885 nacidos. Así de desprende de los datos provisionales del ‘Movimiento natural de la población’, publicado por el Instituto Nacional de Estadística, INE.

Los datos de la ciudad no se corresponden, no obstante, con los del conjunto de la provincia, donde bajaron ligeramente, de 7.671 a 7.627. En general la tasa bruta de natalidad (nacidos por cada mil habitantes) fue de 9,61, un dato muy parecido al del año anterior. Algo similar pasó en Catalunya, donde se registraron 71.523 alumbramientos frente a los 71.591 de 2013. En la totalidad del Estado sí que se produjo un aumento, aunque apenas de un 0,1%.

Lo que, definitivamente, no se detiene es la tendencia al aumento de edad de las madres, que ya llega a los 31,29 años (31,89 en España). Es, justamente, un año más que hace una década, cuando el promedio de edad de las parturientas era de 30,29 años.

En lo que se refiere a los meses, el mayor número de niños llegó al mundo en la ciudad de Tarragona en octubre, con 127. El mes donde se registraron menos fue julio, cuando hubo 84.

Los datos del INE también reflejan el hecho de que el 70% de los partos se produjeron de forma natural y el restante 30% fueron cesáreas. También queda reflejado que el 52% eran hijos de una madre casada y un 48% de una madre «no casada».

Más bodas en 2014

Los matrimonios también se recuperaron el año pasado en la ciudad y subieron de 396 a 418, un 5,5% más. Es la primera vez que las uniones legales se incrementan desde 2006, año en que se casaron 734 personas en la ciudad. Desde entonces la cifra había ido ininterrumpidamente a la baja.

El mes favorito para casarse fue, con diferencia, julio, con 71 bodas, y los menos concurridos para cambiar de estado civil resultaron los meses de invierno. En particular, febrero, con 6 matrimonios, y enero, con 12.

En lo que se refiere al sexo de los contrayentes, los datos más detallados todavía corresponden a 2013. Entonces hubo en la ciudad 388 bodas entre miembros de diferente sexo, dos de ellas entre varones y 6 entre mujeres.

 

Bajan las defunciones

Y para completar un año que, a priori, en la capital tarraconense sólo deja datos positivos, el año pasado también se redujo el número de fallecimientos, que pasaron de 1.012 en 20013 a 921 en 2014. Eso sí, esta cifra sí ha tenido pequeñas variaciones en la última década, generalmente entre los novecientos y mil fallecidos.

El mes en que se registraron más defunciones fue enero, con 102. Por contra, el mes donde murió menos gente fue septiembre, cuando fallecieron 66.

El otro dato positivo destacable es que aumenta la esperanza de vida de los niños nacidos el año pasado en la demarcación. Para las mujeres se situó en los 85,71 años y para los hombres, en 80,4 años. En tan solo una década ellas han aumentado en más de dos añossu esperanza de vida y ellos la han visto crecer en tres años. La cifra es muy similar a la del conjunto de España. También se desprende de los datos que, de acuerdo a las condiciones de mortalidad del momento (el año 2014), una personas que alcance los 65 años esperaría vivir, de media, 23,1 años más si es mujer y 19,3 si es hombre.

Las comunidades autónomas españolas con mayor esperanza de vida al nacimiento son la Comunidad de Madrid, seguida de La Rioja y Castilla y León. Los valores más bajos se dan en Ceuta y Melilla. Catalunya está en el séptimo lugar de la tabla.

 

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También