Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los paradistas de la Fira de l'Aquelarre, indignados, piden volver a los aledaños del Pla de la Seu

La mayor afluencia de público se registró ayer por la tarde. La organización tuvo que echar arena para tapar los charcos de la lluvia

Carlos Domènech Goñi

Whatsapp
Imagen de la Cercavila que tuvo lugar ayer por la tarde dentro de la Fira. FOTO: PERE FERRÉ

Imagen de la Cercavila que tuvo lugar ayer por la tarde dentro de la Fira. FOTO: PERE FERRÉ

La Fira de l’Aquelarre termina hoy tras haberse celebrado este año en el Camp de Mart. La valoración de los paradistas es muy mala y están indignados por el cambio de ubicación. La Fira tendría que haberse realizado en los aledaños del Pla de la Seu, pero el Consistorio la reubicó en el Camp de Mart para empezar a descongestionar el casco antiguo, tal y como prometió a la plataforma Farts de Soroll.

El cambio de lugar no ha sentado bien a los paradistas, que aseguran que «en la Part Alta estábamos mucho mejor, no hay color». Las críticas las dirigen, en su mayoría, al Consistorio. Expresan que el organizador, Josep Maria Valderrama, no tiene la culpa, aunque le piden que reclame la anterior ubicación.

«Aquí estamos encima de arena, con los generadores manchados de barro por culpa de la lluvia de ayer», expresaba un vendedor de embutidos. «Más allá de la afluencia de público, que tampoco está siendo buena, estamos enfadados porque las condiciones son pésimas», recalcaba el mismo.

Una vendedora de bisutería subrayaba que «viene gente, pero menos que en la Part Alta. Además, no estamos vendiendo casi nada». La paradista viene desde Barcelona, por lo que «la inversión es muy grande, y si no la recupero, se me quitan las ganas de volver», expresaba.

La mayor afluencia de público se registró ayer por la tarde, aunque los paradistas recalcaban que el viernes y el sábado por la mañana «fueron horribles». El organizador de la Fira, Josep Maria Valderrama, aseguraba que «he tenido que ir a comprar arena para tapar los charcos de la lluvia, estaba todo embarrado».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También