Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los partidos disparan un 17% el gasto para las Municipales

Las grandes formaciones pasan de invertir 98.629 euros a 115.488 en Tarragona. PSC, Cs y PP son los que más suben respecto a 2015. Entre los soberanistas, solo la CUP aumenta recursos 

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de los carteles que hay en la Rambla Nova de Tarragona. Cartelería y mailing son los principales gastos de los partidos. FOTO: Pere Ferré

Imagen de los carteles que hay en la Rambla Nova de Tarragona. Cartelería y mailing son los principales gastos de los partidos. FOTO: Pere Ferré

Las siete candidaturas que actualmente tienen representación en el Saló de Plens del Ayuntamiento de Tarragona han destinado este año un 17% más de recursos económicos que en los comicios de 2015. En concreto, según los datos facilitados por los propios equipos de campaña –y comparados con los que hicieron públicos hace cuatro años–, se ha pasado de un gasto global de 98.629 euros a otro de 115.488, lo que representa un incremento de 16.859 euros. 

Tres de los cuatro principales partidos de la Plaça de la Font han disparado especialmente su  volumen de facturas durante la campaña que finalizó ayer por la noche. Entre PSC, Ciutadans y PP han aumentado en 34.000 euros el gasto respecto a las últimas Municipales, pasando entre los tres de invertir 34.700 euros a casi el doble: 68.000. En concreto, el PSC ha destinado un 60% de recursos más, mientras que Partido Popular y Ciutadans han triplicado el presupuesto. En esta línea, los populares pasan de 6.000 a 18.000 euros, mientras que los naranjas han abonado unos 10.000 euros. Hace cuatro años se quedaron en los 3.500. 

Entre los partidos soberanistas, la CUP es la única formación que sube respecto a las últimas Municipales. ERC baja un poco y, considerablemente, lo hacen Junts per Tarragona y En Comú Podem, que en 2015 se presentaron como Convergència i Unió (CiU) e Iniciativa per Catalunya (ICV), respectivamente.    

Correo, carteles y actos

Por equipos, el de Josep Fèlix Ballesteros (PSC) es el que ha pagado más facturas globales y el que ha incrementado más su dotación de recursos, ya que los 25.000 euros de hace cuatro años ahora ha llegado hasta los 40.000, a la espera de cerrar los números definitivos. El mayor gasto se ha realizado por el envío por correo (7.500 euros), así como en publicidad externa –como en los buses– donde también se han invertido 7.500 euros. Otros 7.500 han sido para publicidad en medios de comunicación y el resto –17.500–  se ha abonado en impresiones de trípticos, la compra de material y la organización de actos. «Estamos contentos, creemos que hemos tenido mucho impacto. Durante estos días, entre 4.000 y 5.000 personas han estado en contacto directo con el alcalde», afirma el jefe de campaña de los socialistas, Santi Castellà, quien remarca que las iniciativas se han centrado en la zona de Ponent. 

La segunda fuerza en las elecciones de 2015 fue Ciutadans. El gasto central se ha destinado a la cartelería, merchandising, imagen y publicidad. «La campaña no la hemos hecho en 15 días, sino que llevamos cuatro años trabajando para explicar nuestro proyecto de ciudad moderna, sostenible y verde», indica el candidato, Rubén Viñuales. 

El tercer aspirante a la alcaldía que también ha aumentado de manera destacada su apuesta para las Municipales es el Partido Popular. Su jefa de campaña, Inmaculada Rodríguez, resalta la «buena acogida» que sus acciones han tenido entre los tarraconenses. «Somos los únicos que hemos explicado cómo vamos a llevar a cabo la transformación de la ciudad», indica la actual edil, que ahora cierra la candidatura de José Luis Martín. Asimismo, Rodríguez valora que los populares se han centrado en «los temas que resuelven los problemas reales de la ciudad».     

Menos de lo presupuestado

Entre las fuerzas independentistas, la CUP ha subido su apuesta hasta los 10.227 euros, lo que representa un incremento de 1.826 euros –un 21%– respecto a los 8.401 de hace cuatro años. «Las aportaciones económicas vienen de la CUP Nacional, de las cuotas de la militancia de la asamblea local, de parte de los excedentes que han percibido las concejales este mandato y de aportaciones particulares y de algún pequeño préstamo personal, pero en ningún caso de créditos bancarios», indica la candidata, Laia Estrada, quien resalta que el objetivo de este financiación «es no hipotecar la voz rupturista en el pleno municipal». Cabe destacar que, sobre el presupuesto inicial –de 14.196 euros–, el gasto final ha sido un 28% inferior al previsto.  

Esquerra Republicana es el segundo partido que ha destinado más recursos para la campaña, con 18.561 euros. Pese a ello, los republicanos han bajado su apuesta en un 10% respecto a los 20.525 euros de hace cuatro años. El mayor gasto, según indica su jefe de campaña –Xavier Puig–, han sido los dípticos y los polipropilenos, con 4.650 euros, seguido de la publicidad en medios de comunicación –3.960 euros– y en fanales y buses, con 3.951. El alquiler de espacios –2.500 euros– y los pequeños materiales se han llevado otros 2.000 euros de ERC. 

«La verdad es que todo ha ido como un cohete. Hemos trabajado mucho para hacer una campaña en positivo, sin juego sucio», resaltó el actual concejal republicano, quien destaca que el lema de campaña –Vota el canvi!– «ha gustado mucho, ya que la gente se ha sentido muy identificada. Tenemos claro que el cambio real pasa por no quedarse en casa», añade. 

En Junts per Tarragona, la formación de Dídac Nadal ha rebajado el coste de la campaña en un 40% respecto a los 25.000 euros que Convergència i Unió invirtió en la de Albert Abelló de hace cuatro años. En total, los de Carles Puigdemont han destinado 12.000 euros para carteles, merchandising, chapas, fotos de estudio, mailing y la sonorización de actos. Además, deben sumarse otros 3.000 para banderolas, que los ha aportado el partido desde Barcelona. En total, el gasto ha sido de 15.000 euros. «Estamos contentos, tenemos buenas sensaciones», indica la jefa de campaña, Esther Valcárcel, quien añade que el trabajo de estos 15 días «es la continuación de lo que ya veníamos haciendo desde hace meses, como son las reuniones con las entidades y las asociaciones de vecinos de la ciudad para conocer de primera mano sus inquietudes e intentar solucionar sus problemas». 

Finalmente, la candidatura de En Comú Podem ha reducido su gasto en un 65% respecto a los 9.934 euros de 2015. «Legalmente podíamos gastarnos 15.000 euros, pero al final hemos hecho la mitad de la mitad con recursos propios, sin tener que acudir a los bancos», asegura el jefe de campaña de la coalición, Salvador Balsells. Desde el equipo de la alcaldable Carla Aguilar Cunill se añade que «no hemos contratado a ninguna empresa para colgar los carteles, sino que lo han hecho nuestros voluntarios directamente. Algunos de ellos incluso se han cogido días de vacaciones y alguna excedencia para colaborar», resalta el coordinador de la formación morada, quien indica que la apuesta de los ecosocialistas ha sido por «las redes sociales y la presencia física en todos los barrios de la ciudad».  

Temas

Comentarios

Lea También