Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los partidos se enrocan con sus alcaldes ante el auge de Cs

PDeCat, PSC y ERC apostarán por reforzar a sus líderes en los ayuntamientos para frenar el previsible crecimiento que se prevé que experimente la formación naranja, que ganó el 21-D 

Octavi Saumell

Whatsapp
Josep Poblet, Carles Pellicer, Josep F. Ballesteros, Pere Granados y Camí Mendoza. FOTO: L.M

Josep Poblet, Carles Pellicer, Josep F. Ballesteros, Pere Granados y Camí Mendoza. FOTO: L.M

Hoy falta justo un año para la celebración de las próximas elecciones municipales. Los resultados del pasado 21 de diciembre, con el claro triunfo de Ciutadans tanto en el global de Catalunya como en la demarcación de Tarragona, supuso un importante punto de inflexión de cara a la preparación de la cita con las urnas que tendrá lugar dentro de 365 días.

Con los números sobre la mesa, Ciutadans podría convertirse en la fuerza más votada en más de la mitad de los 947 consistorios catalanes, una circunstancia que llevará a que los principales partidos se decidan a volver a apostar por sus actuales alcaldes ante el temor de perder poder municipal por el previsible auge que se prevé que experimente la formación naranja en los ayuntamientos, especialmente en los de costa y las localidades de mayor tamaño. De hecho, el pasado 21-D los naranjas se impusieron en las cuatro capitales de provincia.

De momento, Ciutadans ya tiene 23 candidaturas perfiladas, una cifra que supone doblar las doce con las que se presentó en 2015. Se da la circunstancia de que el partido a batir no cuenta con ningún alcalde, si bien de cara a 2019 todo parece indicar que Rubén Viñuales podría aspirar a ser la primera fuerza en Tarragona

Por ello, y pese a que la mayoría de líderes del PDeCat, PSC y ERC llevan varios años presidiendo las corporaciones locales, todo parece indicar que sus formaciones se enrocarán una vez más con su continuidad para tirar de gestión y carisma e intentar frenar al primer partido con representación en el Parlament de Catalunya, que en las autonómicas de hace cinco meses logró 27% de los sufragios, consolidándose como la formación más votada de la demarcación.

La gran incógnita, sin embargo, son las siglas con las que se presentarán PDeCat, Junts per Catalunya y ERC. El auge de Ciutadans podría propiciar la conformación de listas unitarias, si bien a día de hoy estas formaciones parecen estar muy lejos de llegar a un acuerdo estratégico. 

Temas

  • política
  • ciudadanos
  • alcaldes

Comentarios

Lea También