Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los partidos van a la caza de 224.000 indecisos en Tarragona

El CIS da un 39,2% de indecisión a la provincia. La duda se ceba sobre todo con la derecha y entre ERC y JuntsxCat

Raúl Cosano

Whatsapp
Una votación en Tarragona en unas elecciones generales. Foto: Lluís Milián

Una votación en Tarragona en unas elecciones generales. Foto: Lluís Milián

Hay más indecisos que nunca y los habrá hasta última hora, casi hasta el mismo domingo. «Estamos ante un nuevo récord de gente indecisa. Se trata de una tendencia histórica a decidir en el último momento, pero también influye el momento. La campaña ha coincidido con la Semana Santa y la gente no se ha colocado en ‘modo elecciones’ hasta ahora», explica Oriol Bartomeus, politólogo, profesor en la UAB y experto en comportamiento electoral.

 Pero no sólo lo dicen los analistas; también las encuestas, entre ellas el último macrobarómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), con una muestra de 16.194 entrevistas en España. Según este balance, realizado en la primera quincena de marzo, en Tarragona hay un 39,2% de votantes que no han decidido el destino de su sufragio del 28-A. 

Es algo menos que la duda a nivel de toda Catalunya (41,4%) y que en España (41,6%) pero arroja igualmente el diagnóstico de una gran bolsa de ciudadanos que no saben aún a quién apoyar. Así, en los últimos días, los partidos irán a la caza de más de 224.000 indecisos en la provincia. Son casi cuatro de cada diez votantes. 

Un nuevo actor en la derecha
«No habíamos tenido tantos indecisos desde 2015, con la aparición de Podemos y Ciudadanos. Entonces parecía una situación excepcional por todo el terremoto del bipartidismo y pensábamos que no se repetiría», indica Bartomeus. Pero estos comicios de 2019 presentan nuevos quebraderos de cabeza para el elector a la hora de decidir en el abanico de fuerzas. «La principal diferencia es que ahora hay más indecisos en la derecha y menos en la izquierda, porque ha aparecido un nuevo actor», cuenta Bartomeus.

Ana Sofía Cardena, profesora de Ciencia Política en la UOC, apunta en esa línea: «No hay precedentes en la cantidad de indecisos. A falta de una semana para las elecciones había siete millones de personas que no tenían claro el voto. Se calcula que dos millones de personas tomen la decisión el mismo día. Eso hace que estas elecciones sean muy imprevisibles». Cardenal habla de «dudas dentro de los bloques» debido a un factor: «Es verdad que el electorado es más volátil que antes pero influye sobre todo la fragmentación. Hay un mayor número de partidos. Eso, esta vez, se nota especialmente en la derecha. La gran parte de la indecisión estará entre Ciudadanos, PP y Vox», resume la experta politóloga. 

El CIS, en su análisis provincial, muestra otra frontera especialmente crítica en la pugna por el voto. El mayor dilema (el 12,5% de los consultados) se debate entre ERC y Junts per Catalunya (JxCat), en un sufragio tarraconense de corte independentista. «Hay una sobreexpresión del voto independentista. Es verdad que ERC y Junts per Catalunya están luchando por un mismo sector de electorado», admite Bartomeus. A partir de ahí, se impone, curiosamente, una duda entre bloques, mostrada en un 4,2% que se debaten entre PP y PSOE y otro, con idéntica cifra, entre PSOE y Ciudadanos. Bartomeus lo relativiza: «Hay una frontera con indecisión entre socialistas y Ciudadanos, pero menos que hace un año, porque desde que hay un Gobierno socialista y Ciudadanos ha optado por el pacto de derechas las cosas están más claras por ese flanco».

Fuente: Macrobarómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS)

Hay poco titubeo entre Vox y PP (un 0,5%) y bastante más en los envites de la derecha en territorio tarraconense. Un 3,5% vacila entre PP y Ciudadanos y la misma cifra ilustra la pugna entre Ciudadanos y Vox, siempre según el macrobarómetro del CIS. El PSOE de Pedro Sánchez se expone a un doble peligro en estos días clave: no sólo puede amenazar la fuga de votos a Ciudadanos sino también hacia Podemos. Un 3,5% de los electores en Tarragona fluctúa entre En Comú Podem y los socialistas. Son, pese a todo, estimaciones a tomar con cautela, principalmente por el elevado número de indecisos y el de respuestas tipo como ‘no sabe, no contesta’. 

El CIS da a ERC una victoria histórica este 28-A. Los republicanos lograrían tres escaños en la provincia, un récord. JxCat y PP se quedarían fuera. El PSC conseguiría entre 1-2 y En Comú Podem entre 0-1. Cs se mantiene en uno mientras que Vox no entraría. Sin embargo, ahora se ha conocido también no sólo la estimación del reparto de escaños de la circunscripción sino la intención de voto. Ahí vence con gran amplitud ERC –un 16,9%– en la intención de voto, superando al PSC (un 11,7%). Llama la atención que Vox, ese nuevo actor que irrumpe en el panorama, se quedará sin escaño por Tarragona pero supera, con un 2,6% de intención, al PP, que se ve reducido a un 1,6% y empata con el Pacma. 

En Tarragona se efectuaron 427 entrevistas en 31 municipios. El estudio del CIS quintuplica la muestra de otros sondeos privados recientes, por lo que siempre constituye un punto clave en el inicio de una campaña electoral. 

Temas

Comentarios

Lea También