Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los perros de 25 kilos deberán vivir en espacios de un mínimo de 20 metros en Tarragona

No se podrá dejar a las mascotas en un coche sin ventilación y se prohibirá dar comida a los gatos callejeros de la ciudad

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de la sesión del pleno municipal que se llevó a cabo ayer por la mañana y que se alargó por espacio de 6 horas. Foto: Lluís Milián

Imagen de la sesión del pleno municipal que se llevó a cabo ayer por la mañana y que se alargó por espacio de 6 horas. Foto: Lluís Milián

El pleno del Ayuntamiento de Tarragona aprobó ayer, por unanimidad, la nueva Ordenança de Protecció, Tinença i Venda d’Animals, un documento que regula las condiciones de vida en las que deberán vivir los animales domésticos de la ciudad. La normativa, que contó con el respaldo de varias entidades de protección animal, establece que el espacio mínimo en el que deberán permanecer las mascotas de 25 kilos –o las parejas que sumen este peso entre los dos– deberá ser de 20 metros cuadrados de superficie.

Asimismo, el texto prohíbe que se puedan dejar los animales solos dentro de un vehículo que no cuente con ningún tipo de ventilación, si bien en caso de que sí que haya el tiempo máximo de estancia será de dos horas. Otra de las protecciones es que se prohíbe el uso de azufre y de otros componentes químicos en la vía pública que, en ocasiones, se esparcen en fachadas o esquinas. Asimismo, no se podrá alimentar a los gatos callejeros, «con la única excepción de las colonias únicamente por parte de aquellas personas autorizadas por el Consistorio a tal efecto».

3.274 perros censados

A día de hoy hay censados en Tarragona 3.274 perros (de los que 279 lo están con licencia de perro potencialmente peligroso) y únicamente 103 gatos. Cabe destacar que la ordenanza incorpora sanciones que oscilan entre los 100 y los 3.000 euros. Entre las calificadas de muy graves y sujeta a multa de 3.000 euros está «no comunicar los datos de ADN del perro una vez esté vigente el registro». Se prevé que dicho documento esté en funcionamiento el año próximo. Después de la aprobación de ayer, posteriormente permanecerá en exposición pública a la espera de alegaciones que deben resolverse, y finalmente llegarán la aprobación definitiva y entrada en vigor.

No más venta ambulante

Otra de las novedades que incorpora la nueva normativa es que a partir de la entrada en vigor de la norma quedará prohibida la venta ambulante de cualquier tipo de animal en el término municipal de Tarragona. Hasta ahora estaba prohibida ya la venta de mascotas, pero el veto se amplía ahora a todo tipo de animales.

La concejal de Serveis Socials, Anna Santos (PSC), destacó durante el pleno de ayer que la nueva normativa es «pionera en Catalunya» y valoró «muy positivamente» que la reglamentación de carácter municipal «se haya aprobado por unanimidad». La edil socialista agradeció, asimismo, la «colaboración recibida por parte de grupos políticos y entidades animalistas», ya que el texto se aprobó con el OK de los ocho partidos con representación en la Plaça de la Font: PSC, C’s, ERC, PP, CDC, CUP, ICV y Unió.

El portavoz de Ciutadans, Rubén Viñuales, se felicitó por el acuerdo y remarcó la «gran predisposición» del gobierno para «escuchar opiniones de fuera de la casa». El líder de la formación naranja agradeció también «la colaboración recibida por parte del Col.legi d’Advocats».

Por su parte, Mònica Alabart (ERC) valoró el ‘largo trabajo’ realizado para definir una normativa que definió como de «muy satisfactoria». En esta línea, la formación independentista resaltó que uno de los aspectos que, a su juicio, es más destacado es el hecho de que «se impide que las corridas de toros puedan volver a la ciudad».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También