Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los pescadores cumplen la veda ante la promesa de cobrar las ayudas

Un compromiso de última hora en Madrid consigue que los barcos de arrastre de El Serrallo decidan quedarse en tierra
Whatsapp
Una cuarentena de barcas de arrastre se quedó ayer en tierra en El Serrallo. En muchas ya comenzaban trabajos de mantenimiento. Foto: Lluís Milián

Una cuarentena de barcas de arrastre se quedó ayer en tierra en El Serrallo. En muchas ya comenzaban trabajos de mantenimiento. Foto: Lluís Milián

Los pescadores de arrastre de Tarragona estuvieron hasta última hora decidiendo si cumplirían o no su amenaza de no respetar el paro biológico que les impone el Estado durante los meses de mayo y junio. En el mes de enero ya habían anunciado que este año no se quedarían en tierra, en vista de que todavía no han cobrado las subvenciones de la Unión Europea de la veda de 2014.

No obstante, a finales de la semana pasada, según explica Esteve Ortiz, presidente de la Confraria de Pescadors de Tarragona, recibieron, a través de diputados de Tarragona en el Congreso, la noticia de que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente se comprometía a desbloquear el dinero de las ayudas de este año a partir del mes de septiembre.

Ortiz explica que en el sector ha habido mucho malestar porque la veda de dos meses supone un esfuerzo económico muy importante para los cerca de 40 armadores de barcos que se dedican a la pesca de arrastre. Además, ya habían visto cómo sus compañeros de la pesca de cerco cumplieron con la veda entre diciembre del año pasado y enero de este año y tampoco cobraron la ayuda.

 

Subvención a los pescadores

Entre los argumentos que habrían ayudado a los pescadores a decidir quedarse en tierra está el hecho de que se está preparando una ley que garantizaría el cobro de las subvenciones por igual en toda España entre 2014(sería retroactiva) y 2020.

Uno de los aspectos que contemplaría la nueva norma es el hecho de que los pescadores también puedan cobrar una subvención durante la veda, un beneficio con el que cuentan en otras partes de España, como Andalucía, pero que nunca han tenido los de Catalunya. Se trata de una vieja reivindicación, ya que aquí los trabajadores, cuyo salario ronda los mil euros, suelen cubrir estos dos meses con el subsidio del paro.

Ortiz recuerda que la de Tarragona fue una de las primeras cofradías en proponer una veda biológica por iniciativa propia en los años setenta, y están convencidos de que es importante para la correcta recuperación de las especies.

Reconoce, además, que estos dos meses resultan un valioso descanso para los trabajadores. «Estar diez meses en el mar ya es muy duro», apunta. Además, a las embarcaciones les sirve para hacer las reparaciones necesarias y pasar por las correspondientes inspecciones.

 

Agravio comparativo

De todas formas, Ortiz opina que, en lo que se refiere a la veda, Tarragona sufre un agravio comparativo, puesto que las características de la zona donde pescan los barcos locales es similar a la de Vilanova y Barcelona, que no hacen paro biológico. No obstante, se le engloba junto a Cambrils, que tiene un fondo mucho más «llano», con menos pendiente, y donde la veda es prácticamente obligatoria para la regeneración de las especies.

En este sentido, cree que la Generalitat no ha hecho nada por unificar criterios.

Valga recordar que, además de El Serrallo, en esta época realizan la veda los pescadores de Torredembarra, Cambrils, L’Ametlla de Mar y L’Ampolla, que también han decidido realizar el paro.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También