Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los pescadores del 'peix blau', en situación límite en Tarragona

A pesar del aumento de las capturas, en las últimas semanas el precio ha bajado y las ayudas prometidas están tardando

Norián Muñoz

Whatsapp
Los pescadores del ´peix blau´ dicen hallarse al límite debido a la bajada de precios. Foto: lluís milián

Los pescadores del ´peix blau´ dicen hallarse al límite debido a la bajada de precios. Foto: lluís milián

Los pescadores de El Serrallo no han tenido un respiro desde que el pasado mes de febrero comenzara la actual temporada de pesca del ‘peix blau’ (sardina y boquerón) .

A diferencia de lo que sucedía a principios de temporada, el número de capturas ha aumentado en las últimas semanas, pero la abundancia de pescado, también en otros puertos, ha hecho bajar los precios. Así lo explica Jordi Arbós, vicepresidente de la Confraria de Pescadors de Tarragona, quien apunta que en los últimos días la sardina se ha vendido entre 0,60€ y 0, 7o€ el kilo y el boquerón o,45 y o,55.

Los precios actuales son aún más bajos que a principios de temporada, (febrero a abril) cuando ya registraban un mínimo histórico. Entonces la sardina se vendía a 1,21€ y el boquerón a 0,75€.

Justamente en abril, el sector comenzó una serie de movilizaciones para llamar la atención sobre la crítica situación económica de los cerca de 200 trabajadores del sector. Javier Barcala, representante de CCOO, explica que desde entonces el panorama no ha mejorado: «hay gente que le han cortado la luz, que viene a trabajar caminando porque ha vendido el coche, que ha sido desahuciada por el banco, que venden sus cubos de pescado para sacar algo de dinero...»

Esperando respuestas

Apunta Arbós que antes de Semana Santa tuvieron una reunión con representantes del Departament de Treball y Affers Socials de la Generalitat para hablar de posibles ayudas «y todavía estamos esperando».

Barcala, recuerda por su parte, que el ayuntamiento también se comprometió a ayudar a los pescadores mediante rebajas en el IBI, basuras e impuesto de circulación, entre otros, y no han vuelto a tener noticias al respecto.

La situación de los armadores, explican, también es crítica, y si la temporada pasada fue embargada un barca, ahora ya hay otra que está a punto de serlo por sus deudas con la Seguridad Social. «Estaría bien que se nos tratara como a la agricultura, donde cada vez que se daña una cosecha aparecen las ayudas», dice Barcala.

La otra gran reivindicación del sector era que se realizara un estudio biológico que explicara, entre otras cosas, el bajo tamaño de las capturas. Los pescadores obtuvieron un compromiso del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para la realización del estudio. No obstante, de momento no les han informado de cuándo se realizará.

Críticas a la ayuda

Por otra parte, lo que en un principio es una buena noticia tampoco ha terminado de convertirse en una ayuda significativa. Este año por primera vez se entregarán ayudas europeas a los marineros para compensar el tiempo que han estado de veda, en este caso la veda pasada.

Lo que sucede es que la ayuda que se convoca para los pescadores catalanes sólo será de 15 días y en el caso de Tarragona la veda duró dos meses.

Además, para poder acceder a la ayuda, los pescadores deben devolver, de entrada, a la administración lo que cobraron de paro durante quince días «y ahora mismo dificulto mucha gente que ya disponga de ese dinero en el bolsillo» dice Arbós.A partir de allí deben esperar varios meses para cobrar. Al final terminarían, cobrando, de media, unos 80 euros más que con el paro.

Finalmente los representasen de los pescadores agradecían la sensibilidad del director de pesca catalán y esperan que las promesas que les han hecho los partidos políticos de distinto signo durante la campaña se concreten.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También