Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los problemas reales de la ciudadanía

El portavoz del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, Rafael Hernando, recuerda a los partidos independentistas desde Tarragona que ‘no puede vulnerarse la ley de forma gratuita’

Núria Riu

Whatsapp
Rafael Hernando, Xavier García Albiol y Jordi Roca en la reunión con miembros del Partido Popular en Tarragona.

Rafael Hernando, Xavier García Albiol y Jordi Roca en la reunión con miembros del Partido Popular en Tarragona.

Cada vez que un político habla de ‘los problemas reales de la ciudadanía’ es un anticipo de que va a soltar una patraña que agárrense. Nunca falla. Detrás siempre está un discurso milimétricamente pensado, cuya finalidad es seguir haciendo más grande la rueda en la que gira el hámster, de forma que parezca que  son los adversarios los únicos interesados en el tema. 

El Partido Popular desembarcó en Tarragona para hablar de «los problemas reales de los catalanes», es decir, del Corredor del Mediterrani. Y de lo que acabó hablando fue «del populismo de la rotura, que quiere aprovecharse de la frustración  y los problemas de muchas personas por la crisis, ofreciendo quimeras que solo sirven para esconder su mala gestión». Son palabras del portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Rafael Hernando, durante la comparecencia de prensa que ofreció ayer en la sede de esta formación.

No es justo afirmar que Hernando tan solo habló del Procés. Destacó que el Corredor del Mediterrani «es una infraestructura de extraordinaria relevancia», en la que el Gobierno ya ha invertido 12.000 millones de los 17.100 que supone el conjunto de la intervención. El portavoz de los populares destacó que «es una obra de vital importancia de vertebración del conjunto del territorio» clave para las exportaciones, sin mencionar que la conexión que se está priorizando es la de Madrid.

'Nadie va a destruir España, una gran nación que es la más antigua de Europa'

Hernando habló también de los Juegos Mediterráneos y lo hizo recordando que la provincia por la que es diputado, Almería, los acogió en 2005. «La ciudad apenas contaba con instalaciones deportivas y ahora son un polo de atracción». Puso en valor la aportación estatal de 15 millones de euros en el evento, olvidando que su demora está detrás del aplazamiento de los Juegos al año que viene. Sin embargo, destacó que «dejarán unas infraestructuras que permanecerán para los ciudadanos y proyectarán Tarragona».

Vulnerar la ley no es gratuito
Y esto debe ser lo que importa a la ciudadanía porque, tras estos diez minutos, daba paso a más de media hora de speech político monotemático y en el que defendió que «nadie va a destruir España, una gran nación que es la más antigua de Europa». Argumentó que el soberanismo es un «espantajo con el que distraer la opinión pública» y que «está condenado al más absoluto de los fracasos».

Preguntado sobre si es partidario de aplicar el artículo 155 de la Constitución y suspender la autonomía de Catalunya, el portavoz de los populares apuntó que «no hay derecho de pernada ni patente de corso para infringir las leyes» en Catalunya. Destacó también que el dictamen del Tribunal Constitucional (TC), conforme a que los impulsores del 1-O deberán responder con su patrimonio personal, elogió que «es una buena noticia» que «marca un camino». «Esperamos que se den cuenta de que no puede vulnerarse la ley de forma gratuita», apuntó.

Se está avanzando en políticas propias de regímenes totalitarios como en Venezuela

¿Y si no se cumplen las leyes?  
Hernando tan solo recordó que «hay algunos que ya han tenido buena muestra de lo que pasa si insisten y ya han recibido notificaciones del Constitucional para saber cuál es el camino». En su comparecencia, Rafael Hernando estuvo acompañado por el presidente del Partido Popular en Catalunya, Xavier García Albiol. Aunque afirmó que el motivo del encuentro era «hablar sobre los problemas reales», Albiol vino a hablar de su libro y éste es monotemático: el Procés.
Destacó que en Catalunya «se está avanzando en políticas propias de regímenes totalitarios como el de Maduro en Venezuela». Y se preguntaba sobre «quién es el guapo que firma la compra de urnas y papeletas cuando tengan que pagar de su bolsillo este acto irresponsable».

Temas

Comentarios

Lea También