Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona URBANISMO

Los propietarios aseguran que 1.200 pisos de la Budellera serán protegidos

La junta de compensación afirma que permite librar de edificación la playa llarga

Octavi Saumell

Whatsapp
Representantes de la Federació de Veïns de Llevant se han reunido este jueves con la Sindicatura de Greuges de Catalunya. Foto: Pere Ferré

Representantes de la Federació de Veïns de Llevant se han reunido este jueves con la Sindicatura de Greuges de Catalunya. Foto: Pere Ferré

La Junta de Compensación privisional de la Budellera –formada por 172 propietarios– aseguró ayer que el futuro barrio que enlazará la Vall de l’Arrabassada con Boscos contará con 1.200 viviendas protegidas, un 21% de las 5.372 previstas en las 132 hectáreas de terreno que tendrá el plan parcial.

Fuentes de la junta asegurara que el plan «cumple estrictamente las prescripciones contenidas en el POUM», además de «incrementar las exigencias legales respecto a espacios libres y equipamientos». En este sentido, remarcan que mientras que la legislación actual les obligaría a ceder 132.000 metros cuadrados para espacios libres y 115.000 para equipamientos, lo cierto es que el futuro barrio reservará 402.000 y 196.000, respectivamente para los dos usos.

Los representantes de los propietarios remarcan que «no es un plan de una sola empresa o de un solo técnico», ya que «en la supervisión, elaboración y aprobación intervienen administraciones públicas como el Ayuntamiento, la Generalitat o ADIF».

Asimismo, las fuentes de la junta consultadas por el Diari indican que «el desarrollo de la Budellera librará definitivamente de edificación los 105.000 metros cuadrados de la playa Llarga», ya que se trasladan los derechos edificatorios y el litoral «quedará al servicio y propiedad de la ciudad».

Finalmente, por lo que se refiere a las conexiones con Boscos y Cala Ramona, «éstas nos vienen definidas por parte de la Generalitat de Catalunya como vías alternativas a las actuales N-340 y Via Augusta».

Reunión con el Síndic

Por otra parte, una representación de la Federació de Veïns de Llevant se ha reunido este jueves con la Sindicatura de Greuges de Catalunya. En el encuentro, los residentes de la zona litoral de la ciudad exponen al garante de los derechos de la ciudadanía su malestar por la «falta de inversiones» del presupuesto municipal en su área, a la vez que solicitan que el Síndic inste al Consistorio para que rebaje la categoría del IBI que pagan los residentes de Llevant «hasta que no se solucionen los déficits que hay en la actualidad».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También