Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los propietarios de Ca l’Ardiaca mueven ficha y solicitan hacer la excavación arqueológica

La administración local mantiene que sigue adelante con la subasta del histórico palacete, ubicado en el Pla de la Seu, que está prevista para antes de fin de año

Núria Riu

Whatsapp
La empresa promotora ha procedido a la sustitución del andamio que cubre la estructura del edificio ubicado en el Pla de la Seu.  FOTO: pere ferré

La empresa promotora ha procedido a la sustitución del andamio que cubre la estructura del edificio ubicado en el Pla de la Seu. FOTO: pere ferré

Tras la aprobación en Junta de Govern para iniciar la subasta de Ca l’Ardiaca, el pasado mes de abril, la empresa promotora ha movido ficha. Según ha podido saber este rotativo, los propietarios del inmueble han presentado al Ayuntamiento de Tarragona el proyecto para llevar a cabo la excavación arqueológica y conocer en qué condiciones del subsuelo y de los cimientos del antiguo palacete. Se trata de una fase imprescindible antes de inicial cualquier proyecto de restauración.

Ahora, la Comissió de Patrimoni de la Generalitat debe dar luz verde para que pueda procederse a los trabajos. Según explicó el concejal de Territori del Ayuntamiento de Tarragona, Josep Maria Milà, «se trata de un trabajo minucioso y muy laborioso, ya tiene que hacerse la excavación debajo del edificio y sin que se vea dañado nada de lo que está en el interior por qué no se sabe de su valor». Esto obligará a que la intervención sea íntegramente manual.

La excavación debe permitir analizar el subsuelo y las condiciones de este inmueble en el Pla de la Seu. A partir de ahí, si la empresa quiere proceder con la restauración, deberá estudiar las soluciones técnicas para garantizar la estructura del edificio y de los bienes que se encuentran en su interior.

Recuperar el contacto

La empresa propietaria de Ca l’Ardiaca, Desarrollos Arbe, recibió la licencia de obras para iniciar la rehabilitación del inmueble el día 8 de agosto de 2016. En ésta se establecía que la compañía tenía un plazo de seis meses para presentar el proyecto ejecutivo e iniciar la excavación arqueológica. Este plazo no se cumplió y el proyecto quedó en vía muerta.

Después de varios requerimientos por parte del Ayuntamiento, esta inversión seguía en vía muerta por lo que decidió iniciarse el proceso de subasta. Pese a que ahora la empresa ha presentado este proyecto para iniciar la excavación, Milà confirma que el proceso sigue adelante.

«Después de tanto tiempo hemos visto que ahora han presentado este documento, pero debemos ver si se hace realidad o no», argumenta el concejal responsable del área de Urbanisme de la administración local. El edil socialista se muestra prudente. «Se ha visto una buena voluntad», indica. No obstante, afirma categóricamente que «la subasta sigue su curso». 

En el momento en el que la administración local decidió dar luz verde a la venta forzosa de este edificio se aseguró que los contactos con la empresa promotora se habían perdido desde hacía algunos meses.

Estos se recuperaron posteriormente, según ha confirmado el mismo concejal de Territori, aunque el Ayuntamiento de Tarragona mantiene que quiere desencallar acabar con la imagen de este edificio deteriorándose en uno de los espacios más emblemáticos de la ciudad y que, en todo caso, «si más adelante vemos que hay buena voluntad por tirar adelante, deberá analizarse», afirmó Milà.

Vivienda o una residencia

De acuerdo con la tasación que hicieron los servicios técnicos del Ayuntamiento de Tarragona, el precio fijado de salida para la subasta de este inmueble será de unos 500.000 euros. Esta suma incluye tanto el número 2 de la Pla de la Seu, como el 10 de la Plaça dels Cabrits, que son las dos viviendas afectadas por este proyecto que debía dar cabida al primer hotel de cinco estrellas de la ciudad de Tarragona. 

Dado que son fincas que están en el Registre Municipal de Solars, porque sus propietarios han incumplido los requerimientos hechos desde la administración, decidió iniciarse el procedimiento de subasta. En aquellos momentos, la administración local aseguró que había «interesados» en hacerse un inmueble que se encuentra en un espacio privilegiado.

Además, el Consistorio abría la posibilidad de que pudieran estudiarse otros usos, más allá del hotelero, que es el que establece el plan especial. Modificando este instrumento, en Ca l’Ardiaca también podía habilitarse una residencia o vivienda, siempre y cuando el proyecto cumpla con las condiciones de Patrimoni para salvaguardar las pinturas medievales del interior y los muros romanos que están en el subsuelo.

En los últimos días, la empresa Desarrollos Arbe también ha procedido a sustituir los andamios que cubren la estructura del edificio y, cuando acaben estos trabajos, deberá procederse a colocar de nuevo la lona que tapaba esta estructura metálica.

Temas

Comentarios

Lea También