Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Equipamientos

Los propietarios de los locales del Port Esportiu piden poder participar en su remodelación

Los empresarios de AEPORT acusan a Nàutic Tarragona SA de no tener en cuenta su opinión, «a pesar de ser los inversores originales». En cuatro años, se ampliará la concesión

CARLA POMEROL

Whatsapp
Algunos los locales, sobre todo de la planta baja, están cerrados. FOTO: ALBA MARINÉ

Algunos los locales, sobre todo de la planta baja, están cerrados. FOTO: ALBA MARINÉ

Los propietarios de algunos locales del Port Esportiu piden a Nàutic Tarragona SA –empresa que gestiona el recinto– y a la Autoritat Portuària poder formar parte de la comisión que trabaja en el diseño del nuevo equipamiento. Y es que está previsto que el espacio cambie de imagen en un plazo máximo de cuatro años, momento en el que terminará la actual concesión y todos los implicados deberán invertir para poder ampliarla otros quince años más. Justo por esto, los miembros de la asociación de empresarios del Port (AEPORT) quieren sentarse a la mesa para debatir cómo debe ser la remodelación del Port Esportiu. El conflicto entre parte de los empresarios y Nàutic Tarragona SA lleva activo desde hace muchos años.

«Somos los inversores originales del Port Esportiu, y nos sentimos ignorados por la persona que pretende regular la actividad de los locales, sin contar para nada con nuestra opinión», explica el presidente de AEPORT, Ángel Quiñones, quien añade que «no es que queramos estar, sino que debemos estar, ya que somos imprescindibles para la remodelación». La asociación está formada por unos nueve propietarios. La mayoría de ellos regentaban discotecas y pubs que llevan años cerrados. Concretamente desde que el Port Esportiu dejó de ser el punto de encuentro entre los jóvenes. La oferta de ocio nocturno en Tarragona se centraba en este espacio, pero la llegada de la crisis y otros factores lo dejaron morir.

Desde entonces, muchos establecimientos tienen la persiana bajada, pero sus propietarios siguen haciendo frente a los gastos comunitarios. Algunos se han cansado ya de esta situación y han optado por dejar de pagar. «Nos planteamos si vale la pena seguir manteniendo un local que no sabemos qué actividad deberá desarrollar en un plazo de cuatro años», explica uno de los empresarios, quien prefiere mantenerse en el anonimato. Además, la junta directiva del Nàutic Tarragona SA ya ha descartado en alguna ocasión que el equipamiento recupere la oferta de ocio nocturno.

¿Competencia desleal?

Por otro lado, AEPORT acusa a Nàutic Tarragona SA de «competencia desleal» respecto a los localistas. «Muchos propietarios se han arruinado al tener un negocio sin actividad. Han acabado perdiendo el local que tanto dinero les costó. La empresa concesionaria se ha quedado con estos establecimientos y los alquila a precios muy bajos, para cubrir gastos», explica Quiñones, quien apunta que «así no hay quien pueda competir».

La carta

AEPORT envió, hace más de medio año, una carta a Nàutic Tarragona SA pidiendo formar parte de la comisión de trabajo del nuevo Port Esportiu. No han recibido aún respuesta. «Creemos que está parada, que no se está haciendo nada y nosotros necesitamos saber por donde irá nuestro futuro», asegura uno de los localistas.

Por su parte, Andrea Mazzanti, presidenta del Reial Club Nàutic de Tarragona –socio mayoritario de Nàutic Tarragona SA–, asegura que desde que AEPORT envió la carta no se ha celebrado ninguna otra reunión de la comisión y añade que «como asociación, únicamente asistió la de amarristas, ya que no existe constancia de la constitución legal de ninguna otra».

Mazzanti explica que «a falta de una entidad que represente a todos los localistas, se ha optado por integrar a algunos de los que han mostrado interés en participar a título personal». Finalmente, la presidenta deja claro que, después de las tres sesiones celebradas –en mayo, en junio y en julio–, «se está trabajando en el proyecto y se hará una reunión para presentarlo». Actualmente, ingeniería está recogiendo los cambios solicitados.

Temas

Comentarios

Lea También