Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los radares de Mossos se concentran en las carreteras con más accidentes

Trànsit impuso el año pasado 217.188 sanciones por apretar el acelerador con exceso, unas 600 al día

Àngel Juanpere

Whatsapp
Uno de los extremos del radar por tramo en la A-7, a la salida de la carretera del cementerio. Foto: lluís milián

Uno de los extremos del radar por tramo en la A-7, a la salida de la carretera del cementerio. Foto: lluís milián

El Servei Català de Trànsit (SCT) abrió el año pasado más de 210.000 expedientes por exceso de velocidad en las comarcas de Tarragona, una cifra que representa un incremento del ocho por ciento respecto al año anterior. Parte de estas sanciones –además de los radares fijos que tiene el propio SCT– fueron impuestas por los Mossos d’Esquadra, cuyos radares móviles permiten situarlos cada día en un punto diferente. Es en las carreteras con un mayor índice de siniestralidad con influencia del factor velocidad donde se suelen instalar los controles. La N-340 y la A-7 en el tramo en que es autovía, la autopista AP-7 –principalmente en los tramos con menos volumen circulatorio, lo que permite correr más– y las carreteras comarcales C-12 –Eix de l’Ebre– y la C-14 –de Salou a Ponts por Montblanc– son las principales vías que concentran la actividad de los Mossos.

En los últimos meses también se ha detectado la presencia del vehículo radar en la carretera T-11 –de Reus a Tarragona a través de Les Gavarres–, donde se han producido diversos accidentes graves por exceso de velocidad. Algunos ha comportado la caída de los coches desde la macrorrotonda de Les Gavarres a la autovía A-7 tras romper incluso la valla de hormigón existente.


El triplete
Por otra parte, la autopista AP-2, también con poco volumen circulatorio, suele contar con presencia policial para controlar la velocidad. Se han llegado a poner tres radares en puntos diferentes y algún conductor ha hecho triplete.

Los radares de que dispone el SCT en la demarcación –cuarenta– junto con los tres de tramo, además los vehículos de los Mossos d’Esquadra cazaron durante el año pasado 217.188 vehículos con exceso de velocidad que dieron pie a la apertura de un expediente sancionador, lo que representa 595 sanciones al día. Durante el 2014 fueron 200.998 expedientes, una media diaria de 551.

Cabe añadir que durante el año 2015 los Juzgados de la demarcación de Tarragona abrieron diligencias contra doce conductores que circulaban a una velocidad muy superior a la reglamentaria y que se consideraba delito. Fueron dos casos más que los registrados durante el 2014.


El radar pendiente
Aunque desde hace semanas los operarios están trabajando en el nuevo radar por tramo que tiene que entrar en funcionamiento en la autovía A-7 a su paso por el término municipal de Tarragona, fuentes del Servei Català de Trànsit han apuntado que todavía se desconoce la fecha de su entrada en servicio. Y ello a pesar de que la director del SCT, en una entrevista concedida al Diari en abril, apuntaba que como muy tarde estaría en funcionamiento durante el verano.

El dispositivo tiene que controlar a los vehículos que circulan entre las salidas de Les Gavarres y del cementerio. Las cuatro cámaras infrarrojas que habrá en cada uno de los extremos –dos en cada sentido de circulación– pueden captar a los vehículos tanto de día como de noche. Trànsit ya ha tapado los dos radares fijos que hay en este tramo: uno en la salida de Constantí –dirección Barcelona– y el otro debajo del puente de la N-240 –sentido València–.

El tramo de la A-7 donde se pondrá el radar soporta un alto volumen de tráfico, concretamente 47.973 vehículos. Según el Servei Català de Trànsit, en sentido Barcelona circulan 23.987 vehículos al día, según la media recogida entre los años 2012 y 2015. La cifra representa 17 vehículos cada minuto. Por su parte, en sentido sur son 23.986.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También