Más de Tarragona

Los restauradores de Tarragona aseguran estar «desesperados»

El gremio, a pesar de que desde el 23 de noviembre vuelve a trabajar, pide a la administración «ayudas»

JOAN MORALES

Whatsapp
Imagen de una terraza en Tarragona. Pere Ferré

Imagen de una terraza en Tarragona. Pere Ferré

El sector de los bares y de la restauración volvió a abrir sus negocios en Catalunya el pasado 23 de noviembre. Anclados, de momento, en el tramo 1 de la fase de desescalada catalana (hasta el 20 de diciembre), actualmente pueden abrir entre las 6 de la mañana y las 21.30 horas, con un aforo máximo permitido del 30% en el interior de los establecimientos y del 100% en las terrazas. Según Javier Escribano, presidente de la Associació d’Empresaris d’Hostaleria Ciutat de Tarragona, «existe una falsa sensación de que nos va muy bien desde que volvimos a abrir hace tres semanas. Se ven terrazas con gente a la hora del vermut y parece que la hostelería funciona. Pero con un aforo máximo permitido del 30% y el toque de queda a las diez de la noche los negocios son inviables. La situación es desesperante».

Escribano tiene muy claro que «estamos ante un cierre encubierto. Sí que es verdad que hay negocios que funcionan y nos alegramos por ellos, como los de la cervecita o el vermut del mediodía, pero en general no es así». El presidente de los hosteleros de la ciudad de Tarragona especifica que «un negocio de hostelería es rentable a partir del 70% de su aforo. Por eso, muchos bares y restaurantes no ofrecen cenas y sólo abren al mediodía. El toque de queda nos perjudica mucho, pero también la limitación de aforo en el interior a un máximo del 30%».

Ayudas

Por todos estos motivos, desde la Associació d’Empresaris d’Hostaleria Ciutat de Tarragona piden que «que nos ayuden mientras todo esto no se solucione. Lo peor es que parece que esto va para largo y ya se habla de que después de las fiestas de Navidad habrá una tercera ola», se lamenta Javier Escribano.

Si la evolución de la pandemia no dice lo contrario, el gobierno catalán tiene previsto pasar al segundo tramo de la desescalada del 21 de diciembre al 3 de enero y será cuando el aforo máximo en el interior de bares y restaurantes se ampliará al 50%.

Temas

Comentarios

Lea También