Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los tarraconenses gastan un millón de euros en el Tarragona dTapes

Entre todos los establecimientos se han servido casi 370.000 raciones. Algún local ha vendido hasta 20.000
Whatsapp
Imagen de la ruta inaugural del Tarragona dTapes, el 23 de abril, en la que participaron organización, autoridades, prensa y sponsors. Foto: Lluís Milián

Imagen de la ruta inaugural del Tarragona dTapes, el 23 de abril, en la que participaron organización, autoridades, prensa y sponsors. Foto: Lluís Milián

El Tarragona dTapes continúa manteniendo su atractivo entre los tarraconenses. Así se deduce de los resultados de esta pasada edición, la séptima, que terminó el domingo, y durante la cual, según informa la Cambra de Tarragona, se han rozado las 370.000 tapas servidas. Además, hay establecimientos concretos que han vendido hasta 20.000 tapas, a razón de más de 1.000 diarias.

La organización afirma que ha habido dos factores que han ayudado a conseguir estas cifras de éxito: que el evento arrancara por Sant Jordi, y el buen tiempo, que ha hecho que la gente se anime a ocupar las terrazas. El balance también ha sido muy positivo para la recuperada Tapa Nuit, por lo que en la próxima edición podrían doblarse los establecimientos que la ofrezcan.

En cuanto a la promoción del Banc de Sang i Teixits, las cifras también han sido óptimas, ya que en relación a una campaña de donación normal se han incrementado unos 100 donantes los que serían habituales.

Para la Cambra, «es importante remarcar el gran impacto económico del evento», ya que solo con la venta de tapas se calcula que ha podido generar un negocio próximo al millón de euros. Si se le suma la actividad que provoca indirectamente –como el uso de párking y compra de productos en otros establecimientos–, rozaría los dos millones de euros, un importante movimiento económico que demuestra un año más que «el Tarragona dTapes es la ruta de referencia de Catalunya».

Para la organización, más allá de las cifras, lo importante es incrementar la calidad del evento, ya que «la gente quiere que las tapas sean sofisticadas». Buscan calidad, no cantidad. Esto es lo que hace destacar el Tarragona dTapes y la riqueza que intenta cuidar la organización: «Crecer con un producto de calidad que marque la diferencia».

La Cambra también ha anunciado que este año no hará el Tarragona dPintxos, que fue un acto excepcional que se hizo el otoño pasado, ya que cree que organizando un Tarragona dTapes de tan alto nivel, se deben mantener las ganas de la gente de poder volver a probar estas ricas tapas la próxima primavera.

Más ventas en el centro

La mayoría de los locales situados en el centro han notado un incremento de ventas respecto ala anterior edición. Así lo afirma Maribel Burillo, propietaria del Bar Negresco, que se muestra contenta con el resultado: «Este año ha venido más gente, han sido 18 días a tope». La dueña afirma que ha servido más unas 3.500 raciones. Aun así, Burillo añade que «seguro que en la Plaça de la Font y en la Part Alta vendido el doble, ya que tienen terrazas».

Iván, del Restaurant Piticuixa, confirma este incremento de ventas:asegura que a su local también ha acudido una mayor cantidad de clientes, llegando a servir 4.400 tapas. «Hemos recibido un 10% más de gente que el año pasado», afirma Iván.

En esta zona ha habido diversos restaurantes que han participado por primera vez en el Tarragona dTapes, como el Mos Restaurant, que ha quedado muy satisfecho con la experiencia. «Ha gustado mucho la tapa y hemos servido 3.00o raciones –afirma Mel Carmona, empleado del local–. Muchos días había hasta cola y en ocasiones hemos tenido que remontar las mesas hasta siete veces. El año que viene seguro que repetiremos». Otro establecimiento que se ha querido unir al evento es el Peggy Sue’s. «Al principio fue un poco duro en cuanto a organización, pero en cuanto cogimos el ritmo fue muy bien –asegura el encargado del local, Ricard Dueñas–. La gente ha respondido muy bien a nuestra tapa que, aparte de gustar, también ha funcionado como un reclamo para que las personas conocieran el local».

Disparidad en El Serrallo

Los locales de El Serrallo han vivido el evento de distintas maneras, ya que algunos afirman que han servido más tapas, mientras que otros se mantienen o incluso han disminuido las ventas.

Ejemplos del aumento de ventas han sido el Restaurant La Xarxa y La Pernileria i Sidreria Serrano, que han vendido unas 3.500 y 3.000 tapas, respectivamente. Ambos coinciden en que ha influido el hecho de que este año Tarragona dTapes no ha coincidido con la ruta de Estrella Damm, Tarraco Tapes. Aun así, el hijo del propietario de La Xarxa, Oscar Lafuente, afirma que han vendido menos que en otras zonas. «Me he reunido con locales amigos de la Part Alta y del centro y en El Serrallo hemos vendido mucho menos, por lo menos yo –lamenta Lafuente–. El local está en una calle interior y sin terraza y los locales que la tienen han tenido más éxito».

Por el contrario, L’Arrosseria y L’Àncora Marisqueria afirman que han vendido algo menos que el año pasado. El propietario de L’Arrosseria, Albert Mateu, que ha vendido 4.000 tapas, afirma que uno de los motivos puede ser que la gente se mueve más por la Part Alta. «El problema que tenemos en El Serrallo es que la gente viene más los fines de semana –afirma Mateu–. En la Part Alta pueden servir tapas entre semana, un día de cada día, y eso se nota».

Por su parte, el propietario de L’Àncora Marisqueria, Gerard Pardo, que ha servido entre 5.000 y 6.000 tapas, cree que el hecho de que haya habido dos festivos largos en el mismo mes ha influido en los bolsillos de las personas. Además, añade que también puede afectar que se hagan rutas de tapas en otras localidades, cosa que hace que «a lo mejor el evento ya no sea tan innovador».

Por su parte, el Restaurant Balandra, aunque aún no tiene hecho el recuento de tapas que ha servido, se ha mantenido en torno al número del año pasado.

La Part Alta, muy concurrida

Los locales de la Part Alta están situados en una zona privilegiada que concentra numerosas terrazas, cosa que atrae a muchos de los tarraconenses que han querido ser partícipes de este Tarragona dTapes. Aun así, no todos los locales han aumentado sus ventas, sino que también los ha habido que se han mantenido o que incluso han bajado.

En el caso del Restaurant Mistral, el establecimiento ha servido más tapas que el año pasado, con un total de 7.000. «El año pasado fue más flojo porque coincidió con la ruta de Estrella Damm Tarraco Tapes –afirma el encargado del local, David Casarramona–. Este año ha habido más movimiento, ya que sólo había una ruta y esto se ha notado».

Por el contrario, el dueño de Cal Mano, Ramon Sas, afirma haber vendido menos tapas que el año pasado, con un total de 4.000. «Yo creo que al haber más establecimientos en el centro hay mucha gente que no ha subido aquí arriba», afirma. Además, Sas añade que otro motivo puede ser la tapa: «He hecho una creación elaborada con la que quería diferenciarme de los otros locales, y creo que he vendido menos porque los tarraconenses no se arriesgan demasiado a probar algo que no conocen». Su tapa, Cubo de Rubik, consistía en un dado de bacalao «ajo arriero» con coulis de olivada.

En el caso del Txar3verd, tal y como afirma su dueño, Llorenç Muñoz, las ventas se han mantenido bastante iguales que el año pasado, con un total de 9.000 tapas servidas.

El Restaurant Les Voltes, del que es propietaria Anna Sas, también es uno de los que se ha estrenado este año en el dTapes. «Aún tenemos que hacer el recuento, pero habremos servido 5.000 raciones –asegura Sas–. La tapa ha tenido éxito».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También