Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los trabajadores del Port piden la dimisión de Andreu

La protesta llega después de que el presidente de la Autoritat Portuària comunicara que la plantilla debe asumir parte del coste del servicio de comedor, que hasta ahora era gratuito

Carla Pomerol

Whatsapp
Josep Andreu, presidente del puerto de Tarragona, junto a la terminal de contenedores. Foto: Lluís Milián

Josep Andreu, presidente del puerto de Tarragona, junto a la terminal de contenedores. Foto: Lluís Milián

El comité de empresa de la Autoritat Portuària de Tarragona (APT) pide la dimisión del presidente de la institución Josep Andreu.

Así lo han decidido los trabajadores tras el anuncio de hacer efectivos los recortes sociales, como por ejemplo, en el servicio de comedor. «Andreu no nos representa ni defiende nuestros intereses», asegura Manuel Valero, presidente del comité de empresa de la Autoritat Portuària de Tarragona.

Desde el año 2010, la plantilla, formada por administrativos de oficina, personal de mantenimiento y policías, se ha reivindicado en más de una ocasión para pedir que el Estado deje de retenerles el 5% de la nomina, una medida que tomó el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en el año 2010. 

Pero hace unos días llegó otro episodio de recortes y, en esta ocasión, relacionado con asuntos sociales. «Es inaceptable que, tras constantes anuncios de superávit económico y crecimiento de tráfico, el presidente proponga el copago del servicio de comedor», explica Valero.

El convenio de la Autoritat Portuària contemplaba que aquel trabajador con jornada partida se podía quedar a comer en su puesto de trabajo, de manera gratuita.

De hecho, existe una partida del presupuesto de Puertos del Estado dedicada a esto

La semana pasada, el presidente de la Autoritat Portuària comunicó a la plantilla que se estaba gastando más de los previsto y, que por lo tanto, el gasto extraordinario lo deberían pagar los propios trabajadores.

«Una especie de copago. Igual nos tenemos que pagar el postre y el café», explica Valero, quien añade que «los puertos de Barcelona y Algeciras, que se rigen por la misma ley, no pagarán este extra, ya que los presidentes han acordado con el Estado negociar el convenio. Josep Andreu no ha acordado nada».

«No nos sentimos representados ni defendidos», asegura Valero, quien añade que «el personal laboral no se merece seguir pagando el precio de la falta de valentía y de implicación del señor Josep Andreu ante Puertos del Estado».

El comité opina que «la austeridad solamente se aplica a los trabajadores, ya que algunos proyectos, que nada tienen que ver con el movimiento de mercancías, como son la pasarela del Passeig Marítim o el Teatret en El Serrallo, no escatiman en gastos». 

El comunicado en el que se pide la dimisión del presidente de la Autoritat Portuària está firmado por la mayoría de los sindicatos, como CGT, UGT, CCOO, CSI-F y el sindicato de policías. La decisión fue tomada la semana pasada.

Por su parte, el presidente de la Autoritat Portuària de Tarragona no ha querido hacer ninguna declaración acerca de las acusaciones vertidas por el comité de empresa.

Reivindicaciones históricas

Esta no es la primera reivindicación por parte de la plantilla de la APT, que ya hace años que denuncian la retención del 5% de la nómina o la no reposición de los trabajadores que mueren o se jubilan.

Con el conflicto de los estibadores, el personal laboral del Port también se manifestó. «No entendemos que el Port tenga que pagar las indemnizaciones económicas de los estibadores», asegura Valero, quien añade que «se están creando agravios comparativos entre los propios trabajadores que están en el mismo convenio colectivo».

Temas

Comentarios

Lea También