Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los transportistas exigen mejores servicios en las áreas de descanso

El sector también pide más medidas de protección, como mascarillas, y una moratoria en el pago de los impuestos

JOAN MORALES-ACN

Whatsapp
Un par de camiones circulando ayer por la T-11 en Reus. Alfredo González

Un par de camiones circulando ayer por la T-11 en Reus. Alfredo González

Los transportistas se han convertido, desde hace ya más de dos semanas, en uno de los eslabones clave en la cadena de distribución de los productos más básicos para la ciudadanía. Si en condiciones normales ya son importantes, con la población confinada en casa por el estado de alarma, lo son todavía más.

Pero el sector se siente molesto por las condiciones en las que tienen que trabajar los camioneros que están a diario en las carreteras. El presidente de la Federació Empresarial d’Autotransports de la Província de Tarragona (FEAT), Josep Lluís Aymat, explica al Diari que «nos preocupa el número de estaciones de servicio abiertas, y que estas tengan las mínimas condiciones de higiene, lavabos, ducha, restauración, etc. Porque los transportistas necesitan suficientes lugares abiertos para satisfacer estas necesidades básicas».

Desde la FEAT recuerdan que el Gobierno español declaró que los transportistas «tienen derecho» a usar los aseos y demás servicios y se implementaron medidas por considerar «servicios esenciales» algunos establecimientos concretos para que siguiesen sirviendo a los transportistas. «El trabajo normativo se ha hecho porque la administración -a raíz de la denuncia de las asociaciones de transportistas- vio la situación y las dificultades con las que se encontraban y tomaron medidas, señala Aymat.

No obstante, Aymat reconoce que el problema es que no todo el mundo ha obedecido estas medidas ni ha sido «solidario con el esfuerzo que está haciendo el sector del transporte». La entidad anima a todos sus afiliados a denunciar los puntos concretos del Estado donde se les haya denegado el acceso a los baños o servirles un plato caliente, si podían hacerlo. «No se trata de quejarse en general. Lo que sirve es que digan los hechos concretos e instruiremos la denuncia. Los cuerpos de seguridad tienen instrucciones claras de hacer cumplir la normativa en todos los establecimientos, plataformas de distribución, lugares de carga y descarga o estaciones de servicio que denieguen de manera injustificada los servicios esenciales», detalla Aymat.

Medidas de protección

Otro tema que preocupa al sector es el de la seguridad de sus trabajadores, expuestos a contagiarse con el Covid-19. «También nos preocupan las medidas de protección. El Gobierno ha aprobado en el BOE un par de entregas al sector de 4 y 5 millones de mascarillas. Pero no sabemos dónde están, porque no nos llegan. También faltan guantes. Es importante saber que se hace un esfuerzo para suministrar los productos básicos a la ciudadanía, pero la flota lo hace en condiciones muy precarias», dice Aymat.

O el precio del gasoil. Sobre este tema, el presidente de la FEAT lamenta que «mientras que el precio del petróleo ha caído a la mitad, en cambio el descenso del del gasoil es muy lento».

La situación es preocupante, con un descenso destacado en el volumen de transporte de mercancías. Por este motivo, el sector -según Aymat- pide «la implantación de medidas fiscales por parte del Gobierno, que tiene que entender que se cargará el tejido productivo si le hace pagar la factura. No puede ser que mantenga el pago de los impuestos como si no pasase nada. Hace falta una moratoria impositiva ya y que el Estado salga al rescate de la economía productiva. O también en el pago de hipotecas, letras del camión, etc., porque un autónomo que está parado no puede pagarlas».

En cuanto a las medidas especiales que se aplican a los transportistas a raíz del último Real Decreto, que permiten exceder los límites diarios y semanales de horas de conducción y reducir los tiempos de descanso, el sector en la provincia de Tarragona aplaude la flexibilidad y la agilidad para implementarlas. «Los transportistas tampoco podrán hacer lo que quieran. Ahora interesa que todas las cadenas de transporte estén bien abastecidas y que la población entienda que no hay ningún peligro de sufrir escasez de productos esenciales», concluye.

Temas

Comentarios

Lea También