Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los túneles del AVE, sin simulacros por la falta de plan de autoprotección

Adif los realiza periódicamente, pero no acuden los servicios de emergencia. La Generalitat asegura que cuando todo esté en regla se harán los ejercicios oportunos
Whatsapp
Entre Alcover y Montblanc existen varios túneles, entre ellos el más largo de la provincia.  Foto: pere ferré

Entre Alcover y Montblanc existen varios túneles, entre ellos el más largo de la provincia. Foto: pere ferré

Siete años y medio después de ponerse en marcha el tramo de alta velocidad entre la estación del Camp de Tarragona y Barcelona, los túneles no tienen homologado el plan de autoprotección, como tampoco lo están los de la línea Lleida-Estació del Camp. El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) asegura que presentó el documento al ponerse en marcha la línea. Pero al parecer, las correcciones propuestas desde Protecció Civil de la Generalitat han causado un retraso de años. Ello ha provocado, a la vez, que no se realicen simulacros con participación de personal externo a la empresa ADIF –como por ejemplo bomberos–.

Un plan de autoprotección es un documento que recoge el sistema de acciones y medidas adoptadas por el propietario de la infraestructura –en este caso ADIF– encaminadas a prevenir y controlar los riesgos sobre las personas y los bienes, a dar respuesta adecuada a las posibles situaciones de emergencias y a garantizar la integración de estas actuaciones en el sistema público de Protecció Civil en el caso de ser necesaria la intervención de otros servicios de emergencia ajenos a la propia empresa.

Siete túneles

La línea de alta velocidad a su paso por la demarcación de Tarragona cuenta con un total de siete túneles, principalmente en la zona de Montblanc-Alcover y entre Roda de Berà y El Vendrell. El más largo es el de La Riba, con 2.137 metros de largo y el más corto, el de Les Quatre Boques –en El Vendrell–, de 440 metros.

El 18 de diciembre de 2006 se puso en funcionamiento el tramo de alta velocidad entre las estaciones de Lleida y Camp de Tarragona. Como dicta la ley, antes de los seis meses siguientes, ADIF presentó el correspondiente plan de autoprotección, que al cabo de unos meses fue homologado por Protecció Civil de la Generalitat. El 20 de febrero de 2008 comenzaron a circular trenes entre el Camp de Tarragona y Barcelona, por lo que ADIF presentó una actualización de dicho plan –sería una ampliación del anterior, no uno completamente nuevo–.

El ejercicio

En abril de 2009 se hizo un simulacro en el túnel de Serra Llarga, de 1.797 metros, situado entre Roda de Berà y El Vendrell. Se simuló la reproducción ficticia de un incendio de un tren en el interior de la galería, que generó una humareda, con intoxicación de cinco pasajeros y la evacuación del resto. Intervinieron bomberos, junto con Mossos d’Esquadra, Policía Nacional, Policía Local, Protecció Civil de la Generalitat, además del personal de ADIF. En aquellos momentos todavía estaba vigente la homologación del plan.

No fue hasta unos meses después cuando se reunió la Comissió de Protecció Civil de Catalunya y decidió no homologar el plan actualizado. Implicaba que no se podía aplicar en ninguno de los túneles de la demarcación de Tarragona al considerarse un proyecto único, por mucho que antes sí lo hubieran estado los de la zona de La Riba. A partir de aquí, la Generalitat ya no ha participado en ningún otro ejercicio ni inspecciones realizadas por ADIF. Y ello a pesar de que la normativa especifica que tiene que haber un simulacro al año, recuerda el jefe de la Regió d’Emergències de Tarragona de los Bombers de la Generalitat, Bienvenido Aguado.

Actualmente, el documento lo tiene ADIF para realizar las modificaciones que le ha mandado la Generalitat. La empresa espera que próximamente esté terminado. Recuerda que cada vez que se tienen que efectuar modificaciones físicas de elementos de emergencia se tiene que sacar a concurso al ser una empresa pública, por lo que los plazos se van alargando.

El futuro

Cuando esté aprobado el plan, según Protecció Civil, «se harán los ejercicios necesarios». Mientras, el cuerpo de bomberos asegura que ellos están interesados en intervenir en los simulacros. Sin embargo, su participación en los ejercicios se hace a través siempre de Protecció Civil. Por su parte, ADIF sigue realizando sus ejercicios sin la participación de los cuerpos de emergencia.

ADIF señaló al Diari que está previsto hacer otro simulacro este año, «pero estamos todavía estudiante qué tipo de emergencia vamos a poner». No se descarta que no se trate de un simulacro físico, sino lo que sería de despachos, enviando comunicaciones pero sin movilización de efectivos ‘in situ’.

«Los bomberos no quieren venir a nuestros simulacros por mucho que se les invite», asegura el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, una afirmación que no comparte el responsable de Bombers: «Desde hace dos años, cuando asumí el cargo, no tengo constancia de ninguna petición. Es más, siempre estamos interesados en estos simulacros. Es un tema sensible para nosotros».

El máximo responsable de Bombers en el Camp de Tarragona considera los túneles de la LAVcomo instalaciones de «alto riesgo», no tanto por la construcción en si sino «por la metodología de intervención». Bienvenido Aguado recuerda que cuando se puso en marcha la línea en la demarcación no era obligatorio que la empresa informara sobre cómo redactar el plan de autoprotección, «aunque hubiera sido deseable. ADIF no nos consultó». Comenta que en el caso de Girona ha habido diferencias técnicas de opinión sobre el diseño de los túneles en materia de prevención.

Mientras tanto, desde la Direcció Generalitat de Protecció Civil de la Generalitat –el organismo encargado de homologar el plan de autoprotección– se han limitado a comentar que «ADIF está rehaciendo el plan de acuerdo con los requerimientos y observaciones que se le hicieron desde Protecció Civil».

Ejercicios necesarios

El responsable de los Bombers de la Generalitat reconoce la importancia de los simulacros para que el personal conozca bien una infraestructura en la que quizás en un futuro tenga que intervenir. En este sentido, los responsables de los parques de bomberos que están más cerca de los túneles han ido a verlos a título personal.

En el caso de materializarse finalmente un simulacro en el túnel de la zona de Montblanc-La Riba, Aguado reconoce que se movilizaría el personal de los parques más cercanos, en este caso Montblanc, Alcover, Valls, Reus y Tarragona, además del vehículo del Punt de Trànsit y el Centre de Comandament de Bombers –para coordinar las comunicaciones–.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También