Más de Tarragona

Tarragona Movilidad

Los usuarios denuncian vandalismo en el aparcamiento del Saavedra

Grupos de jóvenes han roto cristales, han vaciado extintores y han activado la manguera de emergencia. La empresa municipal que gestiona el equipamiento busca soluciones

CARLA POMEROL

Whatsapp
Individuos activaron la manguera de agua.FOTO: CEDIDA

Individuos activaron la manguera de agua.FOTO: CEDIDA

«Estoy planteándome cambiar de parking porque no siento que el coche esté a salvo aquí». Estas son las palabras de un usuario del Aparcament Saavedra, a quien le rompieron los cristales del vehículo el pasado mes de abril. Como él, son muchos los abonados que denuncian vandalismo en el interior del aparcamiento. Según explican, grupos de jóvenes se reúnen en las escaleras y en la planta 6 para beber, fumar y pasar el rato. Los trabajadores están llegando ya al límite y los usuarios se han visto obligados a cambiar sus hábitos. «Yo antes siempre aparcaba cerca del ascensor para no andar tanto, ahora ya busco otra plaza, lejos del peligro», explica Carles Ventura, un abonado. Por su parte, desde la empresa de Aparcaments Municipals de Tarragona (AMT), aseguran que se está trabajando en el tema y que, como medida urgente, se instalará en los próximos días una cámara de videovigilancia en la zona del ascensor.

Todo empezó en abril, cuando unos individuos rompieron los cristales de dos vehículos estacionados en el parking Saavedra. Los Mossos detuvieron dos personas como responsables de los robos. Posteriormente, a principios del mes de mayo, el equipamiento ha sido víctima de varios episodios de vandalismo, como por ejemplo, el vaciado de extintores y la puesta en marcha de las mangueras de agua de emergencia. En julio volvió la inseguridad, con más cristales rotos.

Además, estos grupos de jóvenes se han enfrentado al personal de cabinas del parking en varias ocasiones, llegando a denunciar un episodio que, actualmente, la Guàrdia Urbana está investigando.

Antonio García, un usuario, relata como «un día, por la mañana, fui a buscar el coche, que lo tenía aparcado en la plata 6, y me encontré con una piscina. Habían activado la manguera de emergencia». Otra anécdota, la que cuenta Paco, otro abonado. «A principios de mayo me rociaron el coche con el líquido de los extintores. Menuda gracia me hizo».

El origen del problema, según explican los afectados, es que en el lugar se reúnen grupos de jóvenes. «En invierno se resguardan del frío, y en verano de la calor. Hacen botellones, comen pipas, increpan a los trabajadores y usuarios y destrozan el mobiliario», dice Ventura, quien añade que: «¿Saben lo asqueroso que es entrar en el ascensor y que esté todo lleno de escupitajos?». Este abonado asegura que «guardamos el coche allí porqué creemos que estará más seguro que en la calle, y nos encontramos con esto».

Otro usuario, Carles Cabré, explica que «es muy molesto no poder aparcar en según que plaza por miedo a llegar al día siguiente y ver un destrozo en el coche». Además, Cabré asegura que estos jóvenes utilizan la planta 1 del parking como lavabo público.

Una cámara cerca del ascensor

La empresa Aparcaments Municipals de Tarragona ha trasladado todas estas incidencias a la Guàrdia Urbana. El vicepresidente de la AMT, Jordi Fortuny, quiere dejar claro que se trata de un problema puntual de incivismo, «pero los vehículos están totalmente seguros y protegidos».

Los aparcamientos municipales tienen la obligación de contar con un registro y un control de acceso. El parking Saavedra cuenta con esta normativa pero, tras estos incidentes, la empresa ha detectado un punto negro en el equipamiento, justo donde se concentran estos jóvenes. Parece ser que en la zona más próxima al ascensor no hay cámaras de seguridad. Por eso, el vicepresidente de la AMT ha acelerado la tramitación para que se instale una cámara lo antes posible en este punto. El resto de accesos ya están cubiertos correctamente.

Por otro lado, Fortuny asegura que con el proyecto de renovación de la maquinaria de los aparcamientos municipales, que está previsto que se ejecute durante los próximos meses, también se colocarán nuevas cámaras que se complementarán con las ya existentes y que intensificarán la vigilancia y la seguridad en el equipamiento.

Fortuny lamenta que «con todo el trabajo que estamos llevando a cabo en materia de aparcamientos y de tarifas, pase esto en el Saavedra. Estamos centrados en poner fin a estos episodios de vandalismo».

Temas

Comentarios

Lea También