Más de Tarragona

Los vecinos de Parc Francolí, hartos del ruido nocturno del ‘skatepark’

Lamentan la poca atención que reciben de la Guardia Urbana, cuando la comisaría se ubica sólo a dos calles

AGNÈS LLORENS ALTIMÍS

Whatsapp
Los vecinos reclaman normas para frenar el alboroto en la zona de Parc Francolí durante las horas de descanso y una actuación más férrea de los efectivos de seguridad.   FOTO: FABIAN ACIDRES

Los vecinos reclaman normas para frenar el alboroto en la zona de Parc Francolí durante las horas de descanso y una actuación más férrea de los efectivos de seguridad. FOTO: FABIAN ACIDRES

Los vecinos de Parc Francolí se muestran molestos con el alboroto nocturno de los usuarios del skatepark del barrio y piden que se tomen medidas más exigentes para fomentar el uso de las instalaciones dentro del horario establecido. Los ciudadanos y ciudadanas que viven en esta zona se muestran satisfechos con la buena acogida que tienen este espacio entre los jóvenes, pero reclaman que se actúe para poder garantizar su descanso. Esta situación llega a cotas de convivencia más complicadas en verano, cuando son muchos los que duermen con las ventanas abiertas.

«Es el ruido sordo del monopatín impactando durante la piedra, que ya se oye durante toda la tarde, pero durante las noche de verano, cuando muchos vecinos duermen, se prolonga hasta altas horas y es muy molesto», explica Jaume, uno de los vecinos del barrio que cada día se ve obligado a convivir con este sonido de fondo, al que se unen, según manifiesta «la música y el sonido de decenas de personas hablando, que ahora se prolonga, en muchas ocasiones hasta después del toque de queda, como también ha pasado en ocasiones anteriores».

Su caso no es el único. Otros vecinos de la zona, como Edu, hace ya tiempo que denuncian este problema, que se alarga en el tiempo, y reclaman medida de vigilancia para evitar esta situación. «Nadie está en contra que se use y se disfrute este espacio, pero no hasta altas horas y dificultando el descanso de los vecinos», relata, al tiempo que añade que «las instalaciones tienen un horario de uso y reclamamos que se respete para facilitar el descanso de todos. Podrían, por ejemplo, usar un temporizador para cerrar las luces, del mismo modo que se actúa en otras zonas», añade.

Además de la difícil convivencia entre ocio y descanso, los vecinos se lamentan de la falta de atención de la Guardia Urbana y sostienen que a pesar de la cercanía física de la comisaría de los efectivos locales, ubicados tan sólo a unas dos calles, su presencia no se nota cuando obligar a los usuarios a cumplir la normativa de horarios de uso de este servicio. «Los hemos llamado más de una vez y nos dicen que no tienen efectivos disponibles», relatan.

Estas opiniones coinciden con los argumentos que esgrime la entidad vecinal de la zona, que reitera estas informaciones y reivindica que los efectivos de seguridad ciudadana puedan actuar para garantizar la reducción del ruido nocturno.

«Creemos que la Guardia Urbana debería estar más presente para evitar los problemas de convivencia que se plantean por la noche, ya que se encuentran en un punto realmente cercano», explica la representante de l’Associació de Veïns Parc Francolí, Roser Barrio, quien destaca que «esta es una incidencia que se repite todos los veranos, que en las últimas semanas se ha reducido ligeramente con el toque de queda, pero que puede volver a empeorar». «Es importante que entre todos nos respetemos y eso implica no hacer ruido en unas instalaciones que no deben usarse a ciertas horas de la noche, como tampoco pueden celebrarse ‘botellones’ en las zonas de picnic cercanas por la noche, por un tema evidente de ruido nocturno y de suciedad», explican desde la entidad vecinal.

Barrio destaca que los ciudadanos de esta zona de la ciudad se han reunido ya con integrantes del Ayuntamiento para debatir esta situación, al tiempo que recuerdan que «nadie de los que vivimos en esta zona estamos en contra que los jóvenes disfruten del skatepark durante las horas que está abierto, pero se debe respetar el descanso nocturno», al tiempo que añade que “es importante garantizar la buena convivencia».

Los vecinos no pierden la esperanza que el problema pueda solucionarse al gusto de todos y recuperar horas de sueño.

Temas

Comentarios

Lea También