Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los vecinos de Tarragona afectados piden que se reconsidere la ubicación del futuro Centre Obert

Les preocupa que se instale 'junto a una escuela, una guardería y un parque'. El Ayuntamiento apoya la reclamación ciudadana

Francisco Montoya

Whatsapp
El conseller, Carles Mundó, y el delegado del Govern, Òscar Peris, el día de la presentación. Foto: lluís milián

El conseller, Carles Mundó, y el delegado del Govern, Òscar Peris, el día de la presentación. Foto: lluís milián

Los vecinos de la zona donde la Generalitat ha anunciado que planea abrir en 2019 el nuevo Centre de Règim Obert de Tarragona se han comenzado a organizar y movilizar para evitar lo que consideran una instalación «preocupante» para su barrio. Se trata de vecinos de calles como Pont i Gol o Jaume Vidal i Alcover, que consideran que un centro penitenciario para internos de tercer grado –que sólo van al recinto a pasar la noche y durante el día salen a la calle– no es lo más apropiado para una zona donde coinciden una escuela, una guardería y un concurrido parque como el Parc Francolí.

«Es un barrio con muchas familias jóvenes, que están comenzando a tener hijos pequeños, y nos da un poco de miedo, sobre todo por la falta de información que tenemos», explicaba ayer uno de los afectados.

Por todo ello, hace ya algunas semanas que se comenzaron a organizar, tan pronto tuvieron constancia de que el Govern había decidido trasladar allí el Centre Obert, que actualmente se encuentra en el edificio de la antigua cárcel, en la Avinguda República Argentina. Es cierto que la noticia es pública desde 2010, cuando se anunció que ése iba a ser el emplazamiento de la Ciutat Judicial –proyecto que siempre ha contemplado tanto los edificios judiciales como el propio centro de régimen abierto–. Sin embargo, posiblemente porque quedaba escondido detrás de los grandes titulares, fue algo que pasó desapercibido.

De ahí que el anuncio, in situ en el mismo solar, protagonizado por el conseller de Justícia, Carles Mundó, el pasado mes de julio, cogiera a los vecinos por sorpresa y a raíz de él se fueron organizando, primero en pequeñas reuniones. Poco a poco se fue extendiendo su mensaje por el barrio, hasta que el pasado lunes, en el propio solar, llevaron a cabo una asamblea en la que comprobaron que son cientos de personas interesadas por el tema.

Hasta que ayer fueron recibidos por el concejal de Urbanisme, Josep Maria Milà, y por el alcalde en funciones, Alejandro Fernández. «El Ayuntamiento nos ha dicho que nos apoya, que también cree que no es el lugar más adecuado, y que la primera noticia que tuvo de que la intención del Govern era instalar el Centre Obert en ese solar fue el día de la rueda de prensa de Mundó», explicaba ayer al Diari uno de los vecinos asistentes a la reunión, y añadía:«Nosotros tampoco lo sabíamos. No sé si se había publicado, pero te aseguro que el 99% de los vecinos no tenía ni idea. Sabíamos que iba la Ciutat de la Justícia, y asumíamos las ventajas y los inconvenientes que eso tiene, pero no habíamos oído nada de un centro penitenciario. Si lo llegamos a saber, por lo menos yo, no me compro un piso en esta zona. Así de claro».

Los vecinos añaden que «el Ayuntamiento está de acuerdo con esta postura de buscar otra ubicación, pero también nos ha dicho que si la Generalitat quiere, puede hacerlo unilateralmente porque el solar es suyo». «No estamos tranquilos sabiendo que se instalará un centro así aquí, y el siguiente paso sería que la Generalitat nos diera sus explicaciones. Esperaremos unos días a ver si contactan con nosotros, y si no pediremos cita nosotros para reunirnos. Una vez hayamos hablado, decidiremos si emprendemos nuevas acciones, como recoger firmas, en función de si sus explicaciones nos convencen o no», concluyen los vecinos.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También