Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Sociedad

Loterías estima que cada ciudadano invertirá en dos décimos del Gordo

La consignación de billetes en Tarragona para este año 2019 prevé un gasto medio de 43,17 euros por persona

AGNÈS LLORENS

Whatsapp
Varios compradores delante de la Administración nº 1 de Rambla Nova. FOTO: PERE FERRÉLOS ENCARGADOS DE VENDER LOS BOLETOS DEL SORTEO DESTACAN EL AUMENTO DE LA ACTIVIDAD LOS ÚLTIMOS DÍAS PREVIOS.  FOTO: PERE FERRÉ

Varios compradores delante de la Administración nº 1 de Rambla Nova. FOTO: PERE FERRÉLOS ENCARGADOS DE VENDER LOS BOLETOS DEL SORTEO DESTACAN EL AUMENTO DE LA ACTIVIDAD LOS ÚLTIMOS DÍAS PREVIOS. FOTO: PERE FERRÉ

Algunas colas, muchos proyectos por cumplir y la suerte entregada a unas pocas cifras que, si el azar lo permite, podrían valer millones en unos días. Este es el ambiente que se registra estos días en las administraciones de lotería de la ciudad de Tarragona que, con la inminente llegada del sorteo del Gordo de Navidad del 22 de diciembre, ven como su actividad aumenta, animada por la proximidad de la cita con el bombo.

Loterías y Apuestas del Estado ya ha hecho públicos algunos datos que hablan de la estimación de venta que se calcula por cada provincia. Unos datos que, en el caso de las comarcas de Tarragona, se sitúan en una inversión de 43,17 euros por ciudadano, lo que equivale a un poco más de dos décimos por persona.

Si se cumplen estas previsiones, la cifra de gasto individual superará la de 2018, cuando la inversión individual en el Sorteo de Navidad se situó exactamente en 38,47 euros por cada tarraconense, según Loterías y Apuestas del Estado, una cifra que los vendedores de boletos esperan superar este 2019.

El año pasado, tan solo Girona−con una inversión media de 34,64 euros− gastó menos, por ciudadano, que Tarragona en décimos para el Gordo. Por delante, se ubicaron las provincias de Lleida y Barcelona, con un dispendio medio individual de 99,82 y 46,96 euros, respectivamente.

Ventas de última hora

A pie de calle, los datos se traducen en impresiones, esperanzas e ilusiones, tanto por parte de los vendedores como de los compradores. En algunas de las administraciones de lotería de la ciudad, se percibe el optimismo respeto al nivel de ventas.

«Estamos teniendo un buen año y esperamos que durante los últimos días antes del sorteo se mantenga así», detallan desde la Administración n.12 de la calle Ramón y Cajal que, mientras atienden a los compradores, explican que «a pesar que ya desde el mes de julio se nota el degoteo de clientes que vienen a comprar sus números y billetes para el Sorteo de Navidad, es a partir de septiembre y, sobretodo en los últimos días, cuando aumenta más nuestra actividad».

Los encargados de vender los boletos del sorteo destacan el aumento de la actividad los últimos días previos. FOTO: PERE FERRÉ

Otros puntos de venta confirman la tendencia. Este es el caso de la Administración n.1 de Rambla Nova en la que no es extraño observar la hilera de compradores que esperan para comprar su suerte. «Son muchos los que se animan a última hora», explica Pere Sans, responsable del negocio, que detalla que «la previsión es que la venta sea similar a la del año pasado, aunque este 2019 notamos un bajón de las cifras habituales de negocio durante la segunda semana de octubre, coincidiendo con las manifestaciones causadas por la sentencia del juicio del procés».

Otros puntos de venta se muestran menos esperanzados de cara a valorar el ritmo de compras de los clientes del Sorteo de Navidad. Este es el caso de los responsables de la Administración n.21 Cal Pantxo, donde explican que «aunque notamos más compras en ventanilla durante los últimas semanas, la previsión no esta siendo muy optimista», una tendencia que también certifican desde la Administración n.11 de la Baixada de la Misericòrida, en la Part Alta. «A pesar que actividades como las excursiones de jubilados sirven para sumar el ritmo de ventas, vemos menos venta de décimos. Cada vez son más los compradores que se lo parten», explica Montse Fisas desde su ventanilla.

Los números más deseados

Como en cada edición, algunos números repiten como terminaciones más deseadas por los usuarios, como el 13 y las dos últimas cifras del año en curso. «Hay números que siempre se agotan antes, como el 5, el 7, el 9 o el 3», explica Pere Sans, desde la Administración n.1 de Rambla Nova.

Las administraciones confían en superar el gasto medio de 38,47 que se registró en 2018

La mayoría de puntos de venta confirman esta tendencia. «El 7 y el 5 son las terminaciones más vendidas, aunque el 8 también sale muy bien y el número del barrio, el 31084, ya está vendido», explican los responsables de atender a los clientes en la Administración n.12 de Ramón y Cajal. Otras administraciones consultadas también confirman preferencias de los clientes por cifras como el 69, el 15 o cifras con significado particular, como aniversarios o efemérides de una fecha señalada.

Compartir para los de casa

En las filas de venta, se agolpan los deseos de los compradores, que a menudo comparten la inversión con familiares y amigos. «Cada año compro para mi, para mi familia y para amigos, con los que los intercambiamos», explica Francesc García, que certifica con su testimonio la tendencia de muchos de comprar surte también para sus seres queridos. «Normalmente compro dos o tres décimos y está claro que, si toca, lo compartiría con los míos», explica Inma Escoda.

El año pasado, tanto en Altafulla como Camarles se vendió un décimo del primer premio del Gordo de Navidad. Ahora está por ver si el azar juega sus dados para favorecer una provincia poco afortunada en el sorteo.

Temas

Comentarios

Lea También